mujer

Elegir el nombre del bebé

Elegir el nombre del bebé es un momento crucial para todo padre o madre. No se trata de decidir si pintar la pared de blanco o amarillo: es decidir el nombre que nuestro hijo llevará durante toda su vida. Por eso, debemos estar muy seguros.

Pero... ¿qué sucede si falta poco para el nacimiento y todavía no nos hemos decidido? ¡Jamás elijas el nombre apurada y bajo presión! Ten en cuenta estos consejos para elegir el nombre del bebé para inspirarte.

  • Que suene bien. Es fundamental que el nombre quede bien con el apellido. Si quieres llamarla Dolores y el apellido del papá es Fuertes, o si quieres nombrarlo Armando y su apellido será Castillos, piensa que en esos casos el nombre será objeto de gracia y bromas. Ten en cuenta que los nombres largos van mejor con apellidos cortos y al revés.
  • Un nombre único. Los nombres originales tienen la ventaja de que el niño será único con ese nombre, resaltará entre los demás y por tanto, será mucho más fácil recordarlo. Esta regla viene aún mejor si el apellido es común, como Pérez o García. Pero que sea un nombre original no quiere decir que tenga que ser extraño.
  • Por nombres de familiares. Si en tu familia se sigue una tradición de nombres, entonces allí tienes una opción más para considerar. Obviamente, si tu tía Hermenegilda quiere que llames a tu beba de esa manera pero tú no, no te dejes presionar: recuerda que tu hija llevará ese nombre toda la vida.  Jamás nombres a tus hijos por presiones de los demás.
  • Significado. Piensa posibles nombres de niña o varón y busca su significado. Quizás cuando los descubras, te decides por uno.
  • Lo que te guste. El criterio más importante para elegir el nombre del bebé lo deciden sus padres. Tiene que ser un nombre que te guste a ti y a tu pareja, y por supuesto, que en el futuro tu hijo o hija se sienta a gusto también con él.