mujer

Importancia de la nutrición

Hay una estrecha relación entre la alimentación materna durante la gestación, el curso del embarazo y crecimiento del bebé. La correcta nutrición durante este período contribuye a evitar un trabajo de parto prematuro, a lograr un correcto equilibrio emocional y a la recuperación corporal después de dar a luz.

Para alimentarse adecuadamente durante el embarazo debemos cumplir con algunos principios nutricionales:

  • Cada comida cuenta para el bienestar del bebé.
  • Consuma calorías provenientes de comidas que realmente alimenten.
  • No ayune ni elimine comidas. Prefiera los alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas.
  • Prefiera los alimentos naturales frescos en lugar de procesados.
  • Aunque los carbohidratos engordan, no deben ser eliminados de su dieta.
  • Limite su consumo de azúcar refinado.
  • Es más fácil mantener una dieta sana cuando la siguen todos los miembros del grupo familiar.

Una embarazada debe consumir más calorías que las que ingería antes de quedar embarazada, pero en los primeros meses de gestación los requerimientos del bebé son pequeños, y solamente con 300 calorías adicionales diarias alcanzan para cubrir los requerimientos del gestante. Pero tampoco es saludable el estar contando las calorías consumidas, así que basta con nutrirse saludablemente y pesarse en una balanza confiable.

Las proteínas son muy importantes, y la embarazada debe consumir 100 gramos de proteína diaria. El calcio es un mineral imprescindible para muchas funciones orgánicas, como el desarrollo y correcto funcionamiento de la musculatura, el corazón, los nervios, la coagulación sanguínea y las actividades enzimáticas. Si la madre no lo consume adecuadamente el bebé lo extraerá de los huesos de la madre para cubrir sus necesidades, condenando a su madre a sufrir debilidad ósea a futuro.

Las hortalizas y frutas son la principal fuente de fibras y vitaminas, siendo muy importante su consumo. Durante el embarazo es muy importante mantener una buena nutrición y tú puedes hacerlo por los dos. Si lo crees necesario concurre a un nutricionista para que pueda ayudarte a nutrirte correctamente.