mujer

Lactancia materna en el recién nacido

78453630
Comstock/Thinkstock

La lactancia materna en el recién nacido es fundamental, pues es su principal fuente de alimento durante sus primeros meses de vida. Todas las madres deberían amamantar a sus bebés entre 8 y 12 veces al día en el primer mes de nacido, aunque a medida que pasan el tiempo el niño necesita mamar con menor frecuencia.

¿Cómo sé cuándo amamantar al bebé? Siempre que notemos que el bebé tiene hambre: si llora, mueve su cabeza, saca la lengua, mueve la boca como si quisiera succionar algo o lleva sus manos a la boca, por ejemplo, quiere decir que el niño tiene ganas de ir al pecho de su mamá. Una vez se prendió del pecho, el tiempo de duración de la lactancia materna en el recién nacido será hasta que el pequeño de muestras de que está satisfecho.

Una de las recomendaciones más importantes respecto a la lactancia materna en el recién nacido es que toda madre debe asegurarse de que el bebé se encuentra en la posición correcta y que tome el pecho adecuadamente: por ejemplo, es esencial que el recién nacido mame con la boca bien abierta. Si notas que algo no va bien, entonces lo mejor que puedes hacer es consultar con un médico: el acto de amamantar a un bebé es totalmente natural, pero a veces genera dudas hasta en la mamá con más experiencia.

Además de ser la alimentación del bebé, la lactancia materna en el recién nacido es un acto de cercanía entre madre e hijo. El pequeño se siente calentito, seguro y relajado en el pecho de su madre. Por todas estas razones, y como te dijimos al comienzo, la lactancia materna es ideal para el desarrollo del niño.