mujer

Hábitos de higiene para niños

Conseguir unos buenos hábitos de higiene para niños es ayudarle a mejorar su salud mediante la limpieza. Es el papel de los padres explicar, enseñar y reforzar los hábitos saludables de higiene para prevenir en sus hijos infecciones y enfermedades.

Hábitos de higiene en niños

Lavarse las manos

El 80% de las infecciones se transmiten por las manos, por lo cual, lavarse las manos evita la mayor parte de las enfermedades. Es importante enseñarles a lavarse bien las manos: no debe ser solo un poco de agua y jabón, sino cómo se friegan las manos y que se deben secar con toallas limpias.

Ducharse

Debemos instaurar la rutina de ducharse todos los días, aunque a muchos niños seguro que esto no les agrada. Tenemos que enseñarles poco a poco a manejarse con el jabón, a lavarse sus partes íntimas -especialmente a las niñas, que son las que mayor riesgo de infecciones tienen-, y en lo posible evitar la bañera, ya que existen gran cantidad de enfermedades provocadas por hongos.

Habitos de higiene para ninos 2
Design Pics/Thinkstock

Cepillarse los dientes

Dos veces está bien, tres sería el ideal, especialmente una antes de irse a dormir. No solo es importante que se cepillen los dientes, sino que lo hagan bien: en general, si se los deja solos, únicamente cepillan los dientes frontales, olvidándose de muelas y lengua.

Pañuelos

Es importante que utilicen pañuelos, en especial de papel en los primeros años de su infancia, para evitar que se propaguen infecciones.

Limpieza de garganta, nariz, oídos y cabello

Se deben realizar gárgaras de agua tibia cada día para permanecer libres de gérmenes, los oídos deben limpiarse en profundidad cada dos semanas, para la nariz podemos utilizar pequeñas bombas de succión que son especialmente útiles cuando están congestionados.

Lavar el cabello con regularidad y evitar los piojos son una ardua tarea, y por último, no debemos olvidarnos de cortar y limpiar las uñas.

Buenos hábitos de higiene

Habitos de higiene para ninos 3
iStockphoto/Thinkstock

Enseñar unos buenos hábitos de higiene durante la infancia permitirá que estas personas mantengan el buen aseo durante la edad adulta. Medidas tan simples como cubrirse la boca al toser evitarán la propagación de la gripe, así como se pueden evitar muchas otras enfermedades por el aseo diario o la higiene dental.

Es importante que el pequeño entienda el vínculo que existe entre la limpieza y una buena salud, y hacer de los momentos en que hay que tomar un baño o cepillarse los dientes algo agradable para él.

¿Cuáles son los hábitos de higiene para niños que has implementado en tu hogar? ¿Qué ha sido lo más difícil de enseñarle a tu hijo?