mujer

Cuidados del recién nacido

Cuando una mamá da a luz y por fin tiene a su niño en brazos, seguramente se deslumbre con lo pequeño y frágil que es la criatura. Por esas características y para que crezca sanito y sin problemas, un recién nacido requiere de muchísimos cuidados.

Uno de los puntos en que los padres deben estar atentos es su alimentación. Se recomienda que la madre amamante al bebé de 8 a 12 veces por día e inducirles enseguida el provecho para evitar los gases y la irritabilidad. A medida que pasen los meses, puedes darle sus primeras comidas con los dedos.

El sueño del bebé es otro de los temas importantes. Un recién nacido acostumbra a dormir mucho, aproximadamente 16 horas al día distribuidas en bloques de tres a cinco horas y otros más breves de dos a tres horas. Es fundamental acostar al bebé boca arriba para reducir el riesgo de Muerte Súbita del Lactante, pero no olvides estar atenta mientras duerme: coloca su cunita al lado de tu cama y chequea la temperatura a la que duerme.

En lo que tiene que ver con la higiene, cambia los pañales con frecuencia y báñalo cada dos o tres días, excepto que se haga necesario bañarlo más veces. Si es necesario, recorta sus uñas usando un cortauñas especial para bebés. Si escuchas llorar a tu recién nacido, no desesperes. Los bebés pequeños suelen llorar mucho, que sumadas pueden llegar a ser de dos a tres horas al día.

Los bebés recién nacidos son tan hermosos como delicados y frágiles y su vida depende de nuestro cuidado y atención. Contacta un pediatra de confianza y visítalo frecuentemente para quitarte las dudas.