mujer

El bebé de 11 meses

Se puede decir que cuando un pequeño cumple los 11 meses ya deja de ser un bebé propiamente dicho para convertirse en un niño. Si bien es obvio que todavía depende del cuidado y la atención de sus padres, un niño que está cerca de cumplir su primer año de vida ya comienza su independencia: está aprendiendo a caminar, se para solito y es capaz de tomar un taza y beber por sí mismo.

Un niño de 11 meses ya juega con sus hermanos y ha elegido su juguete preferido. Todavía es muy pequeñito para aprender a leer, pero se encuentra en la edad apropiada para tomar sus primeros libros y tener su primer contacto con la lectura a través de los dibujos.

Y tan pronto como el niño comienza a notar su independencia, es hora de que los padres les enseñen los límites: tienen que demostrarle y explicarle qué está bien y qué está mal. Por ejemplo, si el bebé tira de la cola al gato, su mamá debe indicarle que eso está mal y explicarle que no lo debe hacer porque hace daño a su mascota. A los niños se les enseña con palabras y con acciones, por lo tanto en ese caso la madre deberá tomar la mano del bebé y acariciar suavemente al animal, demostrando que eso sí es lo que tiene hacer.

El ejemplo anterior sirve para cualquier situación. A los 11 meses, los bebés se encuentran más que capacitados para aprender y los padres deben estar dispuestos a enseñarles y protegerlos al mismo tiempo. Pero, como te decimos siempre, cada niño es único y aprende a su tiempo: a no desesperar si el pequeño decide ser un bebé durante un tiempo más.