El aburrimiento en los niños

155302778
iStockphoto/Thinkstock

¿Quién no ha escuchado decir a un niño “estoy aburrido”? Es muy común en la infancia, no importa cuántos juguetes tengan, cuando se aburren pareciera que ya nada pueden hacer.

Pero, según indican los psicólogos, el aburrimiento desarrolla la creatividad de los niños. Tras las palabras “me aburro” se encuentra el deseo de los niños de saber qué más pueden hacer y llamar la atención de los padres para que dediquen su tiempo a jugar con ellos.

Los psicólogos aconsejan dejar que los niños se aburran, y manifiestan que ésta es una forma de obligares a pensar y desarrollar su imaginación. Si hacemos un poco de memoria podremos recordar que cuando nosotros éramos niños ideábamos nuevos juegos y llegábamos a pasar horas y horas jugando con algo tan simple como una rama, o una piedra.

Cuando nos dicen que están aburridos intentamos llenar su tiempo con todo tipo de actividades, planificamos su horario y los niños terminan siendo constantemente dirigidos, esto no es recomendable ya que ellos no piensan cómo ocupar su tiempo aumentando así la dependencia hacia los padres con respecto al ocio.

Que padres e hijos jueguen juntos es recomendable, pero siempre sin excesos, los psicólogos indican que no es una solución jugar con los niños para evitar su aburrimiento, es preferible proporcionar ideas sobre los juegos que se pueden hacer pero en ocasiones sin la intervención de los padres.