Consejos para el primer baño del bebé

146736878
iStockphoto/Thinkstock

El primer baño del recién nacido es todo un desafío, son muchas las inquietudes, las dudas, y las preguntas que las mamás y los papás se hacen cuando tienen que bañar a su bebé por primera vez.

Es normal que se sientan inseguros, ansiosos, y con algo de miedo, especialmente si son padres primerizos. La dudas son muchas, cómo sujetarlo, manejarlo, y qué cuidados tener, cómo lavar las orejitas, cuál es la temperatura ideal del agua, y otros tantos detalles.

141181643
iStockphoto/Thinkstock

Todas estas dudas, y muchas más son normales, en esta ocasión voy a intentar facilitarles la tarea con algunos consejitos que espero que les sean útiles.El bebé necesita de dos o tres baños semanales en las temporadas más frías. En las épocas más calurosas, puede ser bañado con más frecuencia.

Artículos necesarios para el baño del bebé:

Para estar más seguros lo mejor es organizarse y preparar todo con antelación. Hay que reunir y tener a mano todo lo que necesitas para bañar a tu bebé.

Para bañar a un bebé pequeño es necesario: jabón neutro, toalla de algodón, peine o cepillo, ropa limpia, champú adecuado para los bebés, pañales, una bañera (móvil o fija), y una esponja (opcional). Empezar el baño del bebé:

Cuando tengas todo el material necesario, lávate las manos, y en seguida cierra bien la puerta y la ventana de la habitación donde bañarás al bebé, para evitar corrientes de aire.

1- Comprueba que la bañera está limpia. Llena la bañera con agua tibia. Utiliza el codo o la parte interior de la muñera, partes sensibles de nuestro cuerpo, para comprobar que la temperatura es apropiada. Puedes utilizar un termómetro de baño. El agua no debe superar dos 30 grados centígrados.

2- Desnuda al bebé, límpiele la zona del pañal, y envuélvalo en una toalla.

3- Límpiale la carita y las orejas con un trocito de algodón húmedo.

4- Sostén al bebé con tu brazo derecho, inclínalo sobre la bañera, y con la mano izquierda lávele la cabeza con un poquito de champú. Enjuagua bien y sequa para cepillar después.

5- Luego sostén los hombros del bebé con una mano, introduciendo los dedos por debajo de sus brazos y sosteniéndole las piernas con la otra mano.

6- Introduce al bebé en el agua. Manten una mano por debajo de los sus hombros, de modo que tenga los hombros y la cabeza fuera del agua, y utiliza la otra mano para lavarlo.

7- Con o sin esponja, lava, enjuague, y seque de arriba abajo. Primero el pecho, los brazos, las manos, hasta las piernas y los pies.

8- Gira al bebé para lavar la espalda y el trasero.

9- Una vez que esté limpio y enjuagado, levántalo con suavidad y cúbrelo con una toalla.

10- Sécalo bien, y  envuélvelo para darle calor.

Para que el bebé se sienta seguro es importante no dejar de sonreírle y hablarle mientras lo bañas.

Cuando el bebé es recién nacido y aún no se la ha caído el ombligo, lo ideal es darle un baño seco, sin inmersión en el agua. Antes de desnudar al bebé, se limpia su cabecita con una esponja suave y humedecida con agua tibia. Con un algodón también humedecido en agua tibia, y algo de jabón, se limpian los ojitos, la nariz, la carita y las orejas, y luego todo el cuerpo.

En seguida se enjuaga todo con una toalla suave, sin frotar. Sécalo y pónle ropa limpia. Es importante que revises el cordón y el área del ombligo. Si supura, tiene un color rojizo o mal olor, consulta al pediatra. El cordón se limpia con agua y jabón. Y se seca muy bien.

Existen algunos cuidados especiales que debemos considerar durante el baño del bebé:

1- Nunca debemos dejar solo al bebé durante el baño.

2- No es recomendable la utilización de talcos, colonias, etc., durante los primeros meses. Pueden desencadenar alergias.

3- La altura de la bañera debe ser adecuada a la altura de la persona que está bañando al bebé. Lave siempre la bañera antes y después de su utilización. 4- Asegúrate de secar bien todos los pliegues de la piel, especialmente debajo del mentón, detrás de las orejas, y el área del pañal.

5- Aprovecha la hora del baño para revisar a tu bebé para descartar erupciones, inflamaciones u otros problemas. Observa si presenta costra láctea en la cabeza.

6- No te desanimes si tu bebé llora mucho en los primeros baños, con el tiempo él se acostumbrará, y llegará a disfrutar de este momento de placer.