Consejos para dejar el pañal

Retirar el pañal definitivamente es un proceso lento que requiere de mucha paciencia, observación, ánimo y persistencia por parte de los padres, familia y educadores. No hay una edad definida, depende de cada niño, pero por lo general el control de los movimientos intestinales y de la orina se adquiere antes de los cuatro años de edad.

Cada niño es diferente y por lo tanto su personalidad y capacidades también. No todos los niños caminan o hablan a la misma edad, por lo tanto lo ideal es no establecer una edad específica para quitarle el pañal. Este paso, que es muy importante para ellos como para nosotras, requiere de mucha observación.

A partir de los dos años, y en algunos casos antes, los bebés se dan cuenta cuando tienen ganas de hacer sus necesidades o cuando están sucios. Es en este momento en el que el niño está preparado para dejar el pañal.

Es importante enseñarles a pedir pis o caca y  a que se familiaricen con el orinal. Hay que tratar de que se sienten en él, ya sea en pañal, sin ropa o con ella. Para crear el hábito la mejor técnica es la del refuerzo. La satisfacción y alegría de los padres animan al niño a seguir adelante, intenta animarlo y felicitarlo siempre que sea posible.

El proceso puede durar de dos semanas a medio años, depende de cada niño, pero si el tiempo pasa y no se acostumbra lo mejor es volver a los pañales e intentarlo más adelante.