mujer

Labio Leporino y paladar hendido

Cleftpalate
Public Domain/Wikimedia

No son tantos los casos que conocemos, pero sí muchos los que existen, y se trata de los niños con labio hendido (Leporino) y con paladar hendido. Hendido significa separación, y un labio hendido tienen una separación en el labio, y un paladar hendido tiene una separación en el cielo de la boca. Se trata de un desarrollo incompleto de la boca del niño, y esto ocurre cuando el bebé se está formando.

Lo que aún no se sabe de manera certera es el por qué ocurre esto, pero no es culpa de los padres, ni de la mujer embarazada. Lo que se ha determinado es que son varias las causas que generan hendiduras en el bebé. Pero tiene solución, ya que se puede reparar con cirugía.

El paladar hendido se puede operar un año después del nacimiento del bebé. Esto dependerá de la situación de salud en la que el niño se encuentre y de la decisión del médico. Más allá de las operaciones, mientras el niño tenga el labio hendido y el paladar hendido, sus dientes crecerán de modo natural, aunque es bueno recurrir a un ortodoncista para que pueda tratar mejor el cuidado de los dientes del niño.

Lo importante es que los padres entiendan que lo que le ha sucedido a su hijo no es algo que lo hayan causado ustedes. Aún se continúan realizando estudios para conocer las verdaderas causas y poder así evitar el labio y paladar hendido.

Vía | deftline