mujer

¿Son los vientres de alquiler una forma de cumplir el deseo de ser madre?

87819373
Jupiterimages/Photos.com/Thinkstock

¿Considerarías alquilar un vientre si no pudieras tener hijos?

Tener un hijo puede ser un momento maravilloso en la vida de una mujer. Sin embargo, algunas mujeres no son capaces de concebir o llevar a término un embarazo. La buena noticia es que hay una solución, que es el alquiler de vientres.

El alquiler de vientres es cuando contratas a otra mujer para llevar en su vientre a tu bebé. El proceso consiste en que ella quede embarazada utilizando algún tipo de técnica de reproducción asistida, que generalmente es la fertilización in vitro. La madre sustituta es quien lleva a cabo la gestación y da a luz al bebé, que luego es entregado a sus padres.

Dos tipos de vientres de alquiler: gestacional y tradicional

4 tips para hacer amigas ahora que eres madre 5
Wavebreakmedia Ltd/Wavebreak Media/Thinkstock

Muchas madres sustitutas son portadoras gestacionales. Una portadora gestacional queda embarazada por fecundación in vitro y da a luz a un bebé que no está biológicamente relacionado con ella. En este caso el embrión se crea usando gametos (óvulos y espermatozoides) de cualquiera de los futuros padres y/o gametos de donantes, y no se utilizan óvulos de la madre sustituta. Luego uno o más de estos embriones se transfieren al útero de la madre sustituta, quien a finalizar el embarazo dará a luz al bebé para que sea entregado a sus padres.

A diferencia del método gestacional, en el alquiler de vientre tradicional el bebé está biológicamente relacionado con la madre sustituta. En este caso el embrión se forma con los óvulos de la madre sustituta y el esperma del padre o de un donante, a través de fecundación in vitro o inseminación artificial, siendo el resto del proceso igual al de una portadora gestacional.

Sigue leyendo más: 5 preguntas y respuestas sobre fertilidad y reproducción asistida que buscas saber

¿Qué sucede cuando nace el bebé?

errores que cometen los padres primerizos al criar a sus hijos 1
iStock/Thinkstock

Cuando la madre sustituta está en 4 o 5 meses de embarazo, los futuros padres comienzan el trámite legal necesario para que sus nombres sean puestos en el certificado de nacimiento del bebé. La madre sustituta y su cónyuge o pareja, si tiene, y los futuros padres, firman los documentos pidiendo a un juez que emita una orden que dirá al hospital que ponga los nombres de los futuros padres en el certificado de nacimiento, y no el de la madre sustituta.

La orden del juez también le dirá al hospital que entregue el bebé a los futuros padres y no a la madre sustituta. De esta manera los futuros padres se aseguran que el día del nacimiento, el bebé será registrado y les entregado de acuerdo a lo previsto.

Si tuvieses o tienes problemas para concebir, ¿considerarías un vientre de alquiler? ¡Comenta! Y si estás considerando adoptar, hay 6 cosas que debes saber antes de adoptar a un niño.