mujer

10 días sin azúcares procesados mejora la salud de los niños

golosinas ninos 1
Maria Zoroyan/iStock/Thinkstock

Es la noticia que ningún niño quisiera que sus padres leyeran. A pocos días de celebrarse Halloween, una universidad de Estados Unidos dio a conocer los resultados de un estudio sobre los niños y el consumo de azúcares procesados: cuando un niño deja de comer dulces su salud mejora en solo 10 días.

Caramelos, gomitas, malvaviscos... una gran variedad de dulces procesados son la debilidad de muchos niños -también de los adultos-, pero el amor por los dulces puede generar varios problemas de salud. Obesidad, hipertensión arterial y diabetes tipo 2 son las principales enfermedades que ocasiona un alto consumo de azúcares procesados durante largos períodos de tiempo.

Reto: Comer menos dulces

los alimentos prohibidos para ninos diabeticos 1
Nathan Allred/iStock/Thinkstock

Investigadores del departamento de pediatría de la Universidad de California en San Francisco y el Colegio de Medicina de Osteopática de la Universidad Touro en California, evaluraron a 43 niños con obesidad, de entre 9 y 18 años. Todos los niños padecían de algún síndorme metabólico relacionado con el peso, la presión arterial, el azúcar en sangre, el colesterol y el hígado graso.  

A los niños se les pidió que durante nueve días continuarán con su dieta habitual, que en su mayoría consta de comidas rápidas, frituras, harinas, etc, con una única limitación: bajar de un 28 a un 10 % la ingesta de azúcares procesados y remplazar este porcentaje por almidones.

¿Y qué sucedió? Al cabo de 10 días, los 43 niños presentaron un descenso en su presión arterial, en los valores de colesterol “malo” y triglicéridos y en los niveles de insulina. Además, con ese mínimo cambio en su alimentación, algunos niños también registraron un leve descenso de peso, que si bien no era el fin del estudio, también significó un resultado positivo.

¿Dulce o travesura?

los mejores dulces para reglar en halloween 1
Jennifer Barrow/istock/thinkstock

La Noche de Brujas del 31 de octubre lleva a miles de niños en el mundo a golpear las puertas de su vecindario con la esperanza de recibir dulces. Tus hijos recibirán esa noche más dulces que en varios meses del año, y probablemente después necesiten la revisión de un odontólogo, pero comer dulces en una noche no les hará mal.

La Organización Mundial de la Salud aconseja que la ingesta diaria de azúcar agregada no supere el 10 % del consumo total de calorías en un día.

No prives a tus hijos de las golosinas, pero sí edúcalos para que sepan cómo cuidar de su salud. Recuerda: más vale prevenir que curar.

>> Los 8 alimentos más saludables para los niños

>> 7 snacks saludables para niños