mujer

Cómo tratar con hijos adolescentes que no quieren hacer las tareas domésticas

los peores trabajos de verano para adolescentes 1
isafx/iStock/Thinkstock

¿Cada vez que le dices a tu hijo que friegue los platos o que saque la basura se genera una discusión? No te preocupes porque es algo habitual. La asignación de tareas del hogar es una de las mayores fuentes de conflicto en muchos hogares, pero afortunadamente existen algunas estrategias para que tus hijos las cumplan sin discutir.

Aplica estas estrategias para evitar discusiones innecesarias al momento de determinar quién realiza las tareas domésticas.

Da instrucciones de forma educada

Muchos padres a quienes les gusta que les hablen con respeto, olvidan hablar con respeto a sus hijos. Gritar desde la otra habitación o exigir a tu hijo que haga las tareas del hogar no es una buena manera de hacer que colabore en casa.

Si quieres que tu hijo realice las tareas del hogar tendrás que decirle qué esperas que haga y cómo quieres que lo haga.

No preguntes, da una orden

Si le preguntas a tu hijo:“¿Puedes ir a fregar los platos?”, parece que le estás dando a elegir y te puedes encontrar con una negativa.

Tienes que evitar este tipo de preguntas y en su lugar dar órdenes claras, por ejemplo al decir “Por favor, saca la basura cuando acabes tu merienda” o quizá “Por favor, cuando acabes de comer recoge la mesa”.

Ver más: Errores al enseñarle a los niños a cooperar con las tareas de la casa

como hacer que los adolescentes ayuden en casa 1
JackF/iStock/Thinkstock

Ofrece opciones

Siempre que sea posible deberás ofrecerle dos opciones, por ejemplo en lugar de decir “Recoge la mesa ahora mismo”, puedes decir, “¿Prefieres recoger la mesa ahora o durante los anuncios del programa?”

De esta manera el adolescente tendrá menos tentaciones de discutir porque podrá tomar una decisión y mostrarte un poco de su independencia. 

Ignora las protestas leves

Es cierto que los adolescentes muestren actitudes de protesta siempre que pueden e intentan empezar todo un debate de por qué tienen que hacer las tareas. Si tu hijo empieza a protestar tendrás que ignorar esta conducta y escoger tus batallas sabiamente.

Si el comportamiento de tu hijo cruza el límite, a la menor falta de respeto o en cualquier actitud grosera tendrás que hacerle ver que ese comportamiento tiene consecuencias, igual que lo tiene el no hacer las tareas. Del mismo modo, el hacer sus tareas sin rechistar también tendrá consecuencias positivas.

Ver más: 5 tips para motivar a los hijos a colaborar con las tareas del hogar

Si es necesario crea una lista de tareas para que sepa qué es lo que se espera. Y por supuesto, ¡recuerda elogiarle siempre que haga sus tareas bien hechas!