mujer

Cómo resolver conflictos con los hijos

La depresion primera enfermedad en los adolescentes 1
david pereiras villagrá/istock/thinkstock

A lo largo de la vida, los conflictos en las familias son algo inevitable, las personas no somos perfectas e intentamos hacer las cosas siempre de la mejor forma que sabemos. Por este motivo, sabemos que los conflictos de los padres con los hijos también son inevitables, pero ¿cómo superar estas desavenencias?

Los conflictos entre padres e hijos suelen dejar emociones negativas en ambas partes, además de sentir una gran amargura interior, algo que puede debilitar la relación entre padres e hijos. Los conflictos deben solucionarse cuánto antes, por eso es importante entender cómo hacerlo para no agravar el problema.

La resolución de conflictos en casa

Cuando sabes que algo no marcha bien y que existe un conflicto entre tú y tu hijo, ya estás en el primer paso para buscar la solución. Es entonces cuando podrás elegir la técnica adecuada para solucionar el problema y que tanto tú como tu hijo salgan bien parados emocionalmente.

Algunas de las mejores técnicas para resolver conflictos son:

  • La escucha activa.
  • Buscar soluciones de forma conjunta aportando la perspectiva de ambos y respetando la opinión del otro.
  • Expresar los sentimientos en un clima de aceptación y comprensión.

Si en algún momento no se comunican los sentimientos, se juzga o se cambia de dirección hacia el beneficio de uno mismo sin tener en cuenta los sentimientos del otro, entonces es cuando se puede poner en peligro una relación adecuada entre una parte y otra.

Las técnicas que te acabo de mencionar son imprescindibles para poder potenciar la confianza entre padres e hijos. Los conflictos son inevitables pero se pueden enfocar de mil formas diferentes, y con las emociones positivas siempre habrá un final mejor.

Te interesará: Cómo mejorar el diálogo con los hijos adolescentes

estres adolescentes
Jochen Schönfeld - RF - Thinkstock

Pautas de resolución de conflictos 

Algunas pautas de resolución de conflictos con los hijos:

  • Mantén la calma, recuerda que eres el ejemplo de tus hijos. Tu actitud es esencial.
  • Confía en tu hijo y deja que explique sus sentimientos.
  • Respeta la opinión de tu hijo, sus necesidades no son menos importantes que las tuyas. Dale el tiempo y el espacio que se merece.
  • Acepta las emociones, las tuyas y las de tu hijo.
  • Establece normas y límites si existe comportamientos inadecuados, sé firme en esto.
  • Si tu hijo se comporta mal hazle saber cómo te sientes y las consecuencias que tendrán sus actos.
  • Si el conflicto es vuelve muy tenso dejarlo para más tarde, en un momento en el que no estén tan enfadados. Si tienes que pedir disculpas a tu hijo, hazlo. Sobre todo si piensas que has perdido el control de tus emociones en algún momento. Esto no es ser débil, es ser valiente y afrontar los errores cometidos.

Es muy importante que cuando existan conflictos en casa entre padres e hijos se resuelvan satisfactoriamente por el bien emocional de todos.

Sigue leyendo: Cómo mejorar la confianza entre padres e hijos adolescentes