explora

16 juegos que las mexicanas probaron en su infancia

Cuales son los derechos del nino 2
Jupiterimages/Creatas/Thinkstock

¿Recuerdas esos tiempos en que salíamos a jugar a la calle?

Los amigos eran reales, nada de poses ni selfies y mucho menos preocupaciones, bueno… solo la de terminar la tarea pronto para poder salir antes del anochecer.

No importaba si éramos expertas deportista o no, el simple hecho de mantenernos activas y alegres basta para hoy recordar con gusto esos juegos de la infancia y particularmente los que en México eran más populares ¿Cuál de estos intentaste alguna vez?

Te puede interesar: 5 caricaturas japonesas que disfrutamos las mexicanas en los 90's

#1 La comidita

Este juego era 100% imaginación; cada niña sacaba su jueguito de té o trastecitos (traídos en su mayoría por los reyes magos o el niño Dios) y preparábamos los más ricos platillos que claro eran a base de lodo y hojas.

#2 Stop

“Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es…” mientras mencionaba el nombre de un país, color o fruta (según eligiéramos); y todos corríamos aunque lo divertido eran los cálculos (de niños al fin y al cabo) que hacíamos para llegar al oponente más cercano…”2 pasos grandes y un dedo gordo”.

#3 Las traes

“Tú las traes”, era la frase más famosa mientras todos los niños corríamos por las calles como locos.

#4 Resorte

Era clásico de las niñas jugar resorte, en la escuela, afuera de la tortillería, en el patio de la casa; donde fuera sacábamos a relucir nuestros dotes de coordinación.

#5 Congelados

También se juagaban atrapados, encantados, ponchados; básicamente eran el mismo juego con alguna variante; la idea era atraparnos unos a otros.

#6 Brincar cuerda

De forma individual, con nuestra mejor amiga o en grupos grandes; a veces se trataba de simplemente contarnos cosas mientras saltábamos, otras de ver quién hacía mayor número de saltos o intentaba nuevas técnicas, pero lo interesante era cuando se saltaba en forma grupal cantando canciones y con retos de coordinación mientras se jugaba.

#7 Gallinita ciega

¡Ay la inocencia de esos tiempos! El juego se trataba de perseguir a los demás niños pero con los ojos vendados. Este era un juego de agilidad, coordinación, pero más que nada de confianza.

#8 Lobo lobito

“Juguemos en el bosque, mientras que el lobo no está”, era la melodía que se cantaba mientras uno de los niños se ocultaba fingiendo ser el lobo y el resto nos tomábamos de las manos haciendo una rueda esperando el momento en que el lobo atacaría, que usualmente era cuando éste terminaba de vestirse.

!Pero cuánta corretiza!

#9 Juegos de mesa

Como clásico mexicano, no hay niño o niña que no haya jugado lotería, matatena, basta o algún otro juego de mesa, sobre todo en días de lluvia cuando nos quedábamos en casa con la familia.

#10 Escondidas

Pero qué adrenalina se sentía al correr y esconderse, algunas éramos buenas en esto y otras no tanto.

#11 El avioncito

También se le llamaba bebeleche; el juego prácticamente trataba de brincar en uno y dos pies recorriendo la figura dibujada sobre el piso, quien cayera perdía.

#12 Las estatuas de marfil

A las estatuas de marfil, uno, dos y tres así, el que se mueva baila el twist con su hermana la lombriz… ¿te suena a algo?

#13 Trompo

Aunque los trompos eran casi siempre de nuestros hermanos, también nos entró la curiosidad de jugarlos una que otra vez.

#14 Canicas

Y sí, las niñas también jugábamos canicas… e incluso las coleccionábamos. Esto también me trae a la memoria los famosos “tazos”.

4 tips para evitar los estereotipos de generos en preescolares 2
SerrNovik/iStock/Thinkstock

#15 Footbase

Era una mezcla de football (patear la pelota) con baseball (correr a las bases o ser ponchado), si no eras muy buena en juegos usualmente para niños, esta era una variante en la que todos podíamos participar.

6 cosas que puedes hacer hoy para ser mas feliz 5
purestock/thinkstock

#16 Juegos de palmas

¡Marinero que se fue a la mari-mari-mar…! O ¡Cuando yo era baby, baby!... ¿los recuerdas?

Te invito a leer: Costumbres y tradiciones mexicanas