mujer

Lecciones que debes aprender sobre las relaciones

lecciones relaciones 1
Maridav/iStock/Thinkstock

Existen ciertas lecciones que debes aprender sobre las relaciones que pueden marcar un antes y un después en tus experiencias amorosas. Apréndelas ahora para no esperar a que la vida te las enseñe a bofetadas.

Tu amor no va a cambiarlo

La idea de que el amor romántico puede cambiar a las personas es todo un mito y sucede solo en las películas. Si un hombre tiene muchas cosas por cambiar quiere decir que no es para ti. No te empeñes en cambiar su personalidad o su estilo de vida por algo que a ti te convenga más.

El hombre desea sentirse necesitado

Puede que tú, en tu afán de hacerte la superada, repitas la frase “no necesito nada de un hombre” y aclares que amas ser independiente y que lo puedes todo. Pero, cuidado, porque al hombre le gusta sentir que lo necesitas, ya sea para arreglar algo, o como para sentirte protegida. Deja un lugar en la relación para ceder un poco y dejarte ayudar.

Él ya tiene mamá

No intentes tomar el lugar de madre, ni siquiera de manera inconsciente. Él necesita una mujer al lado y no alguien que le esté diciendo todo el tiempo lo que tiene que hacer.

lecciones relaciones 2
Jupiterimages/Goodshot/Thinkstock

La manipulación arruina la relación

Llorar desesperadamente o hacerte la víctima para salirte con la tuya en una discusión no da buenos resultados a la larga. Una relación saludable se da en base a la comunicación y la confianza. Sé sincera y comprometida, y entiende que lo mejor es aceptar otros puntos de vista, no siempre tendrás la razón.

Los hombres no leen la mente

Es un clásico que pretendas que él sepa todo de ti, hasta tus intenciones más ocultas. La novedad (o la obviedad) es que tu chico no lee la mente y no hay nada mejor que decirle exactamente lo que piensas y lo que deseas en el momento preciso.

Él no es tu última oportunidad

Muchas mujeres permanecen en malas relaciones solo por el hecho de no estar solas y por pensar que es lo último que tendrán. Las oportunidades no se acabarán porque ya eres algo grande, o porque te veas gordita o porque tienes hijos. Hay una vida después de una mala relación.

Ya ves, si le haces caso a estas lecciones de la pareja podrás salir adelante con tus relaciones. Solo debes respetar estas premisas y sobre todo respetar a tu pareja, privilegiando siempre la buena comunicación.