glam

Cómo preparar un baño relajante

como preparar un ba%C3%B1o relajante%201
Anmfoto/iStock/Thinkstock

Luego de una larga jornada, no hay nada mejor que poder relajarse y recomponerse. Hay muchas formas de hacerlo; el ejercicio, una buena comida, escuchar música... Pero sin duda lo que nunca falla es un baño relajante.

Te ayudará a descontracturar tu cuerpo, relajarte por completo, despejar la mente de lo sucedido durante el día y solamente disfrutar. Sigue leyendo para aprender a preparar un baño relajante para disfrutar de la experiencia al máximo.

Elige el momento adecuado

Aunque no lo creas, es importante elegir bien el momento en el que te darás un baño relajante. Por ejemplo, evita hacerlo mientras tus niños están despiertos, si tienes niños pequeños. De lo contrario, es muy probable que el baño se vea interrumpido y no logres el ambiente y la armonía deseados. Lo mejor es durante la noche mientras los niños ya duermen y puedes relajarte antes de dormir.

Enciende las velas

El baño será mucho mejor si enciendes unas velas, ya que ayudarán a crear un ambiente distendido, relajado y muy agradable y tu cuerpo se descontracturará de forma instantánea. Asegúrate de colocar las velas en lugares seguras y en una superficie nivelada. Elige alguna vela aromática para que la experiencia sea aún mejor.

Añade tu producto de baño preferido

Sean sales de baño o aceites, agrega el producto de baño que más te guste para disfrutar mejor. La clave está en elegir un producto con un olor agradable o que ayude a relajar tus músculos. Los aceites de baño tienden a ser mejores que las sales porque ayudan a la piel, al mismo tiempo que liberan una fragancia agradable. Notarás tu piel suave y te verás mucho más relajada.

como preparar un ba%C3%B1o relajante%202
Anna Omelchenko/iStock/Thinkstock

Música

Para que el baño no te resulte aburrido y puedas alejarte de tus pensamientos y responsabilidades, lo mejor es disfrutar de una buena música. Algo relajante, como un jazz o blues o la música que sueles escuchar para cuando quieres relajarte. También puedes optar por leer un libro mientras disfrutas de tu baño relajante.

Compra una almohada para baño

Si no tienes una almohada para baño es conveniente que la tengas. Hará la diferencia a la hora de relajarte mejor, será más fácil recostarte cómodamente y disfrutar sin sentirte peor luego de estar un largo rato en mala posición. Si no puedes acceder a una, trata de armar un rollo con la toalla para poder recostar tu cabeza cómodamente.

Prepara tu bebida favorita

Prepara tu bebida favorita y tenla a mano durante tu baño relajante. Ya sea un vaso de té helado o una taza de café, ayudará a relajarte aún más y sentirte cómoda y a gusto. Además, es probable que te sientas con sed en algún momento del baño y tener tu bebida favorita a mano será una gran solución.

Aplica loción

No siempre tenemos tiempo para aplicarnos loción corporal a diario. Pero es justo lo que necesitas luego de un relajante baño. Tómate el tiempo para aplicar tu fragancia preferida. Te sentirás mucho mejor y además tu piel se verá sedosa además de completamente relajada.

Sigue estos consejos y no dudes en preparar un baño relajante para luego de una larga jornada. Realmente verás que no solo tu cuerpo se relaja sino que tu mente también, dejando de lado los problemas y las tareas diarias y pudiendo disfrutar de lo que queda del día o descansar mucho mejor.