hacks

5 consejos para mantener una alacena ordenada

mantener una alacena ordenada 1
iStockphoto/Thinkstock

La despensa de la cocina, o el lugar donde se guardan alimentos y condimentos, rara vez es un lugar de la casa que dedicamos tiempo y energías en limpiar y acomodar. Contrario a esto, resulta ser uno de los lugares donde debería ser primordial la organización, limpieza y orden.

Una alacena desordenada, no saber con qué alimentos contamos para elaborar una cena o almuerzo, lleva a terminar preparando una comida rápida. En cambio, tenerla bien ordenada, con los alimentos a la vista, puede mejorar la eficiencia en las compras y la cocina.

Toma nota de estos consejos para tener una alacena ordenada, de manera rápida y súper práctica.

Vacía por completo la alacena

Para comenzar a ordenar una despensa de comidas, debes empezar por vaciarla por completo, desde los pequeños recipientes y envases de especias, los paquetes, y demás frascos. Los pequeños frascos tienden a caerse y perderse de la vista, y así perder la oportunidad de usarlos. Limpiando por completo la alacena pueden descubrirse joyas ocultas dejadas totalmente en el olvido.

Ordena y selecciona

Una vez vaciada la despensa, comienza a seleccionar los alimentos entre los que conservarás y lo que no. Para ello, puedes hacer un inventario de los suministros, evitando aferrarte a lo que “alguna vez usarás” sólo por si acaso.

Entre las cosas que no vale la pena conservar están las latas abolladas, bolsas o cajas con alguna rotura, especias de hace más de un año, productos vencidos, o cualquier otro alimento en grano con fecha de compra desconocida.

mantener una alacena ordenada 2
George Doyle/Stockbyte/Thinkstock

Clasifica por categorías

Una vez purgada tu despensa, clasifica los elementos que han quedado según una categoría similar, como lo hacen las tiendas de comidas. Por ejemplo, los productos en latas en un estante, mientras que los condimentos en otra. Todo lo que se consume en el desayuno por otro lado. Con la alacena organizada, es más fácil identificar lo que necesitarás en su momento.

Limpia tu alacena

Antes de volver a ubicar los alimentos en la alacena, por supuesto, más vale limpiarla, y que sea una limpieza bien profunda. Seguramente, te tomará tiempo volver a dedicarte a tu despensa de alimentos.

mantener una alacena ordenada 3
Ingram Publishing/Thinkstock

Organiza los alimentos

No todos los alimentos es recomendable dejarlos en su envase original. Usa contenedores, cajitas, o frascos herméticos para volcar en ellos algunos de los condimentos o productos según consideres mejor. Así, conservarás los alimentos frescos y en sus lugares.

Para terminar, coloca rótulos en los casos en que resulte necesario, así también tu familia sabrá dónde encontrar lo que necesita.

Así que ya sabes, si tu alacena te tiene a maltraer, bien te vendrán estos consejos para organizarla. Pero no sólo de despensas hablamos, también puedes leer cómo organizar tu closet.