glam

Cómo elegir un buen champú

como elegir un buen champu 1
iStockphoto/Thinkstock

Un buen champú debe cumplir más allá de simplemente lavarnos el cabello. Las necesidades de cada persona son tan variadas como las marcas en el supermercado, por ello necesitamos tomarnos el tiempo de, en primer lugar, reconocer qué es lo que requerimos de un buen champú, para posteriormente buscar el indicado.

Tipos de champús

Existen diversos tipos de champús: para cabello seco, cabello débil o quebradizo, para cabello graso, para cabello procesado, para cabello lacio, para cabello chino, para hacer crecer el cabello, para detener la caída, para dar brillo, para aclarar, etc.

como elegir un buen champu 3
Jupiterimages/Creatas/Thinkstock

Características del cabello

Al elegir un buen champú, debes valorar cada aspecto que te proponen; por ejemplo, si tu cabello es lacio, seco y procesado, quizá no encuentres un producto que te brinde tratamiento para las tres características, pero sí para la principal que en este caso sería el cabello procesado, lo cual puede provocarte debilidad y con esto no tener un lacio perfecto.

Precios

Compara precios y con esto no me refiero a que adquieras el de menor costo, sino por el contrario al producto que más te convenga, pues no nos sirve de nada pagar poco por un champú que ni espuma hace. Recuerda que tu cabello es parte de ti y de tu imagen , así que vale la pena invertir en él.

Efecto que el champú logra

En cuanto a marcas busca aquellas que a ti te funcionen más allá de lo que la publicidad diga, las que te convenzan desde su eficacia, costo, duración, presentación y hasta aroma.

como elegir un buen champu 2
iStockphoto/Thinkstock

Recomendaciones para lavar el cabello

La mayoría de los champús vienen con un instructivo impreso en la etiqueta que citan la forma indicada de utilizar el producto, lo cual me parece muy apropiado. Retomaremos la indicación de humedecer primeramente tu cabello, aplicar un poco de champú sobre la palma de tu mano, cuya cantidad sería en promedio como la circunferencia de una moneda.

Aplica sobre tu cabeza y comienza a masajear con la yema de tus dedos hasta crear abundante espuma, posteriormente enjuaga.

En lo personal me gusta repetir la operación del lavado del cabello dos veces, la primera de manera rápida y la segunda dejando reposar la espuma unos minutos, como el tiempo que dures enjabonando el resto de tu cuerpo por poner un ejemplo.

Lava tu cabello diariamente si sudas mucho o estás expuesta al humo o el sol. Por el contrario puedes lavarlo cada tercer día para evitar que tanto tu cabello como cuero cabelludo se resequen demasiado.

¿Tú qué es lo que tienes en cuenta a la hora de comprar un champú?