mujer

El equilibrio perfecto entre el trabajo y la vida personal

equilibrio trabajo vida personal 1
iStock/Thinkstock

Encontrar el equilibrio entre las responsabilidades del trabajo y la vida personal es complicado tanto para el hombre como para la mujer. Pero, en nuestro caso, por imposición o por decisión, las obligaciones a veces son superiores: la casa, los hijos, el trabajo, ¿estudio? y la vida social pueden ser más que un combo explosivo.

En iMujer ya te habíamos dado algunos tips sobre cómo hacer para simplificar tu vida. Ahora te traemos algunos consejos que te van a ayudar a equilibrar el trabajo con la vida personal.

El equilibrio perfecto

La pregunta es ¿existe el equilibrio perfecto en una vida? Son muchos los que creemos que no, básicamente porque depende de qué prioridades tengamos cada una en nuestra vida personal. En cualquier campo en que se analicen los ideales de perfección nunca se va llegar a un consenso. Y esto es porque justamente cada cual posee su utopía de cómo debieran ser las cosas, el mundo, las relaciones sociales, etc.

La utopía más popular sobre trabajo y vida privada habla de un equilibro perfecto entre cada aspecto de una vida: trabajo, estudio, amigos, familia, aficiones, etc.; una imagen similar a la de un malabarista. Pero si bien es díficil encontrar la perfección, podemos ajustar algunos aspectos que tienen que ver con el tiempo de dedicación, con el nivel de prioridades personales y con el gusto de cada una.

Equilibrar trabajo y vida personal

Veamos qué tienes que tener en cuenta para equilibrar la rutina diaria.

Planificar los tiempos inactivos

equilibrio trabajo vida personal 3
iStock/Thinkstock
Usa todos los tiempos extras que tengas para tus actividades sociales. Por ejemplo, si tu hijo tiene un cumpleaños, puedes usar el tiempo para una cita corta, tiempo a solas con tu pareja, estudiar o solo hacerte las manos. Piensa las planificaciones en tiempos semanales, es una manera muy conveniente de programar tu agenda mental.

Los fines de semana son los días en los que estamos más predispuestos a tener actividades de recreación, porque tenemos más tiempo y también porque son días institucionalizados de descanso y diversión. Por eso, usa las tardes de los domigos, por ejemplo, para actividades familiares. Planificar un almuerzo en familia te dará toda  la tarde libre para salir con tus amigos o ponerte a estudiar.

Otra buena idea es levantarse una hora antes de lo normal. En ese tiempo puedes acomodar tu casa, desayunar tranquila mientras revisas tus apuntes, darte un baño relajante... En fin, tendrás una hora más para no tener un día a las corridas.

Selecciona las actividades

equilibrio trabajo vida personal 5
iStock/Thinkstock
Elige qué actividades son más importantes que otras, cuáles son imprescindibles y cuáles disfrutas más. Esto es muy importante para encontrar tiempos libres. Para esto, tienes que ser muy sincera contigo misma; se trata de hacer un balance entre tus prioridades y decir NO a todo aquello que no disfrutas o que no aporta beneficio alguno a tu vida.

Por ejemplo, mira menos tele, usa menos la pc cuando no le das ningún fin útil, no hagas visitas a personas que en verdad no quieres ver, deja de hacer cosas personales solo por compromiso o por culpa. Esto te va a dar más tiempo para pasar con las personas que quieres y practicar actividades de tu agrado.

Recarga tus energías

equilibrio trabajo vida personal 2
iStock/Thinkstock
Todas las actividades físicas son las mejores opciones a la hora de recargar energía. Al ejercitar nuestro cuerpo lo distensionamos, lo liberamos del estrés negativo y le damos más pilas para continuar con el resto de las actividades. Si practicas cualquier tipo de deporte, danza o simplemente caminatas diaras, vas a necesitar menos horas para dormir porque tu cuerpo va a llegar más cansado a la noche. Ten en cuenta que muchas veces el cansacio es mental y no físico. Hay que cansar el cuerpo para descansar mejor.

Por todo es que es muy importante que encuentres dos hora semanales al menos para realizar actividades físicas que sean enteramente de tu agrado. No lo veas como tiempo perdido, al contrario, vas a ganar horas de actividades en otras áreas de tu vida y, también, vas a acortar los tiempos que tardas en resolver otras cosas, sencillamente porque el ejercicio trae aparejado un mayor nivel de concentración.

Sé realista al planificar tus actividades

equilibrio trabajo vida personal 4
iStock/Thinkstock
No te pongas metas que te sean difíciles de alcanzar, no sigas consejos que no se adecuan a tu estilo de vida. Piensa que es imposible ser la estudiante perfecta, la madre perfecta, la trabajadora perfecta, la amante ideal y mucho más irrisorio es ser todo eso a la vez.

Espero que te hayan servido estos consejos para encontrar el equilibrio entre tu trabajo y tu vida privada.