glam

Hidratantes caseros y naturales

Algunos alimentos que encontramos fácilmente en nuestra cocina son hidratantes naturales para la piel, así que además de disfrutar una alimentación sana, puedes utilizarlos para hidratar tu piel sin gastar mucho dinero.

Aparta algunos minutos de tu semana para aplicar con tranquilidad algunos de los humectantes caseros que te vamos a recomendar el día de hoy. ¡No te los pierdas!

Suero de leche

1Hidratantes%20caseros
Bob Randall - RF - Thinkstock
El suero de leche contiene ácido láctico, que es un hidroxiácido beneficioso para la salud y tersura de la piel, pues el mismo actúa como un exfoliante y regenerador de las células nuevas. Solo debes empapar un paño limpio en suero de leche frío y colocarlo en la cara durante 5 minutos y enjuagarlo con agua fresca.

Manteca

2Hidratantes%20caseros
Luisa Puccini - RF - Thinkstock
La manteca de karité proviene de las nueces del árbol de karité. Esta contiene altas cantidades de vitamina A que ayuda a hidratar la piel seca, además de ser útil para condiciones como eczemas, dermatitis, insolación y picaduras. Tambiñen aporta vitamina F, que contiene ácidos grasos esenciales para el crecimiento celular normal.

Aceite de oliva

3Hidratantes%20caseros
juan ignacio laboa - RF - Thinkstock
El aceite de oliva contiene ácido linoleico, que crea una barrera en la piel y evita que ésta pierda humedad, por lo que es ideal para pieles muy secas.

Aguacate

4Hidratantes%20caseros
morningarage - RF - Thinkstock
Los componentes del aguacate actúan como emolientes, lo que ayuda a emparejar la textura de la piel. Además, es rico en vitaminas que retienen la humedad y ayudan a reducir las arrugas. Para disfrutar de sus beneficios, aplica el puré de aguacate durante 15 minutos y luego enjuaga muy bien. Conoce también los otros trucos de belleza con aguacate clickeando en el enlace.

Miel

5Hidratantes%20caseros
Valentyn Volkov - RF - Thinkstock
La miel es un humectante natural, y tiene diversas propiedades que ayudan a mejorar la cicatrización de la piel: es antiséptica, antibacterial y antiinflamatoria. Para utilizarla debes disolver 3 cucharadas de miel en 6 cucharadas de agua, dejarla actuar por 10 minutos y luego enjuagar.

Si deseas conocer más recetas caseras, visita cremas caseras para la cara y recetas caseras de belleza.