glam

Ejercicios faciales para reducir la papada

ejercicios%20faciales%20para%20reducir%20la%20papada1
Wavebreakmedia Ltd - RF - Thinkstock

Muchas mujeres, incluso a edades muy tempranas, tienen una papada, un segundo mentón que no es muy agradable, e incluso molesta al bajar la cara y que es difícil de eliminar. Muchas veces se recurre a la cirugía para extraerla, pero si no tienes tanta, puedes reducirla haciendo ejercicios faciales, como los que te mostramos a continuación en iMujer.

¿Por qué se forma la papada?

La papada está formada por un exceso de grasa que se acumula en esa zona del cuello, por lo que para reducir la papada, tendrás que bajar de peso en primer lugar. Si tienes papada, pero no estás en sobrepeso, siempre te será de ayuda hacer ejercicios aeróbicos, que te ayudarán a reducir la grasa (y si estás en sobrepeso también tendrás que hacer ejercicio junto con una vida saludable).

Afortunadamente, la papada se va rápidamente al bajar de peso, no como la grasa del abdomen, que requiere mucho más esfuerzo para retirarse.

ejercicios%20faciales%20para%20reducir%20la%20papada3
Valua Vitaly - RF - Thinkstock

Endurece tus músculos

Así como hay grasa extra en la zona, la piel también está más flácida, por lo que tendremos que trabajar para tonificar ese lugar. Para hacer un ejercicio debes estirar la mandíbula y sacar la lengua, cada vez que puedas. También puedes hacer pucheros, empujando tu labio inferior, contando hasta 6 y soltando, para repetirlo diez veces, con lo que también disminuirán tus líneas de expresión de la boca. O puedes hacer otro ejercicio, empujando tus músculos de la boca hacia los lados, intentando poner tus labios rectos, con la boca cerrada y empujando con fuerza los músculos hacia abajo.

Estírate

Estirar el cuello frecuentemente te ayudará a reforzar tus músculos. Antes de irte a dormir puedes estirar tu cabeza hacia arriba, apretando la zona de la papada. También durante el día puedes aprovechar de estirar tu espalda y tu cuello, manteniendo la posición por 10 segundos, con lo que lograrás tonificar esos músculos.

También el tener una buena postura te ayudará a evitar que los músculos de la zona inferior de tu cara se alarguen, por lo que mantenerte derecha incluso cuando estés sentada será beneficioso. Si tienes que pasar muchas horas mirando hacia abajo (trabajando en una oficina o leyendo), puedes ir parando de vez en cuando, y estirando tu cuello, a la vez que puedes realizar los ejercicios faciales que te comentamos, al menos tres veces al día.

Si quieres mejorar la elasticidad de tu piel, no te pierdas este artículo anterior, donde te contamos cómo combatir la flacidez facial, ni este otro artículo, donde te mostramos cómo hacer un lifting facial casero.