mujer

Cómo ahorrar dinero en el shopping

C%C3%B3mo ahorrar dinero en el shopping1
Stefano Lunardi - RF - Thinkstock

¡Peligro! ¡Mujer suelta por el shopping! :)

Si la ropa, los zapatos y los accesorios son nuestra debilidad, pasear por un centro comercial con la tarjeta de crédito en la mano puede llevarnos a cometer graves errores de los que luego nos arrepentimos. ¿Para qué me compré estos zapatos que jamás usaré? ¿En qué estaba pensando cuando me llevé ese jean?

Comprar compulsivamente es una peligrosa amenaza para nuestros bolsillos. Si quieres ahorrar dinero en el shopping y hacer que tus compran rindan al máximo no te pierdas estos tips.

- Fija un límite. Si eres una compradora compulsiva no es una buena idea ir al shopping con la tarjeta de crédito o una buena cantidad de dinero en la billetera... ¡Terminas gastando todo sin darte cuenta! Por eso, fíjate un tope de acuerdo a tus posibilidades: ve a hacer las compras con esa específica cantidad de dinero en el bolsillo, no más.

- Compra lo que necesites, no lo que quieras. Antes de comprar una prenda pregúntate a ti misma: ¿Realmente la necesito? ¿Realmente la usaré? ¿O sólo la estoy comprando porque es bonita? Una vez por mes, revisa tu guardarropa y anota lo que estás necesitando. La próxima vez que vayas al shopping inclínate por esas prendas que te hacen falta, y entonces así tu compra estará justificada. Gastas dinero, sí, pero al menos en algo que necesitas.

- Compra en ofertas. Hasta las marcas más importantes tienen su temporada de descuentos. Aprovecha la ocasión para adquirir tus prendas favoritas a un menor precio. Si te acostumbras a ese hábito, estarás ahorrando muchísimo a largo plazo.

- Prioriza la calidad antes que la cantidad. Es preferible gastar 100 dólares en unos buenos zapatos  que te duran años que gastar 100 dólares en cinco pares de zapatos de menor calidad que se te rompen al mínimo uso. Si vas a derrochar dinero, que sea en productos que valgan la pena. Recuerda que comprar ropa de calidad, a fin de cuentas, es una inversión.

- Compra prendas que te queden bien. Para que la compra sea exitosa, es clave que te pruebes cada prenda antes de pagarla. Mírate en el espejo cuantas veces sea necesario: tienes que estar convencida. Nunca compres con dudas.

Suena obvio, sí, pero a veces compramos ropa que no nos queda tan bien pensando que la podremos modificar luego, o pensando que nos modificaremos nosotras. “Me llevo ese jean espectacular. Me queda ajustado pero cuando baje 10 kilos entrará perfecto” Mmmm eso no! Elige algo que efectivamente te quede bien y te gusta cómo se ve en ti en ese momento.