Cómo tener manos suaves

C%C3%B3mo tener manos suaves
Jupiterimages, Brand X Pictures - RF - Thinkstock

Imagínate en tu próxima cita, cuando tu hombre te vaya a tomar de la mano y se encuentre con una mano seca, áspera y con la piel callosa... Incómodo para ambos ¿no? Es importante, por ello, que le prestes atención al cuidado de las manos.

Las manos son nuestra carta de presentación: debemos mantenerlas lo mejor posible para lograr una buena impresión. Tener las manos suaves es una arma de belleza fácil de lograr. A continuación te enseñamos varios tips para hacerlo de forma sencilla y económica:

Hidratación. Por más que tengamos el buen hábito de lavarnos las manos varias veces al día, necesitamos una hidratación extra para nuestras manos. Luego de lavar las manos a la noche antes de irte a dormir, aplícate un poco de vaselina o crema hidrantante en ellas. Masajéalas para que penetre correctamente en tu piel.

Protégelas. Si te encargas de las tareas del hogar es imprescindible que protejas tus manos con guantes para evitar irritación o desgaste en la piel. Usa guantes cuando laves la vajilla, limpies la ropa, arregles el jardín y demás tareas domésticas.

Usa pantalla solar. La prolongada exposición al sol también daña la piel de nuestras manos. No te olvides de aplicarte pantalla solar en ellas cuando vayas a la playa.

Masajes. Cuando te pongas crema en las manos, masajéalas generosamente para que el producto tenga resultado. Pero también hazte masajes en las manos aun si no usas cremas, pues estimula la circulación sanguínea en esa zona, lo cual hace que estén naturalmente suaves. ¿Quieres un truco casero? Masajea tus manos con gotas de jugo de limón y azúcar.

Manicura. Hacernos la manicura no sirve solamente para tener uñas bellas. También es una forma de aliviar el estrés en nuestras manos.

Usa productos de buena calidad. Siempre elige cremas recetadas para tu tipo de piel. Para aumentar la suavidad en tus manos, te recomendamos productos con manteca de karité. O si no, puedes utilizar productos caseros, como una mezcla de glicerina y agua de rosas, como exfoliante y suavizante para tus manos.

Antes de aplicarla, ponte media cucharadita de azúcar en la palma de las manos. Luego, aplica la mezcla de glicerina y agua de rosas. Frota tus manos hasta que el azúcar se disuelva. Enjuaga con agua y luego aplícate una crema hidratante.

Mantente hidratada tú. Bebe abundante agua diariamente. Este hábito saludable tiene un efecto purificante en tu organismo y mejora notoriamente el estado de tu piel.