glam

Ultrasonido para combatir la celulitis

Celulitis
???????? ??????? - RF - Thinkstock

Cuando comenzamos a ver que nuestras piernas pierden su aspecto suave y terso es porque la celulitis comienza a aparecer. Eso no es buena noticia pero no sólo estéticamente sino por tu salud. Lo mejor es deshacerse de ese problema lo antes posible para que no sea más difícil luego. Una de las técnicas para hacerlo es el ultrasonido.

Esta terapia se aplica con ultrasonido estético, que envía ondas ultrasónicas a nuestra piel y al tejido conjuntivo debajo de ella. Funciona aumentando el drenaje linfático y eliminando la grasa acumulada. Las células de grasa se destruyen por la elevación de la temperatura dentro de ellas. De esta forma se reducen o eliminan por completo los edemas que se producen al padecer esta condición.

Este método tiene grandes ventajas porque es poco invasivo. Imagina que este método es muy similar al utilizado en las ecografías que se hacen a las embarazadas. Lo único que sentirás es un poco de calor y ¡nada más! Mientras tú no sientes casi nada, tus células adiposas se rompen y liberan esa grasa estancada que tanto te molesta.

Junto con este método se pueden aplicar masajes para ayudar a la grasa a llegar a los ganglios linfáticos y ser eliminada por el organismo en la orina. El único efecto que te produce este tratamiento es que debes ir a orinar seguido para eliminar esas toxinas. Este masaje debe ser hecho por un profesional, ya que ellos saben cómo dirigir la grasa a los puntos estratégicos.

¿Por qué es tan beneficiosa esta técnica en relación a las cremas? Simplemente porque las cremas son de acción periférica, y no tienen la capacidad de penetrar en tus tejidos. Ellas pueden mejorar la apariencia de la celulitis, pero no resolver el problema de fondo. Las fibras de colágeno que unen las células adiposas son fuertes y no pueden romperse solamente con cremas.

Para que el tratamiento haga efecto no basta sólo con una sesión, sino que debes hacer un tratamiento de alrededor de 10 sesiones, dependiendo del grado de celulitis que tengas. Y luego del tratamiento, debes cuidarte tomando muchos líquidos, cuidando tu alimentación y haciendo sesiones de mantenimiento. ¡Suerte en la batalla!