Autoexploración: ¡Aprende a cuidarte!

autoexploracion
agencyby - RF - Thinkstock

Hoy en día cada vez son más altos los índices de mujeres con cáncer de mama en el mundo. La cifra asusta y lamentablemente aún no hay una cara para ello, por eso, la prevención debe ser obligatoria para todas. La autoexploración de las mamas es básica para notar anomalías que, detectadas a tiempo, pueden ser tratadas con mayor éxito. Tómate 15 minutos y chequea la salud de tus pechos con las indicaciones que te dejamos a continuación.

autoexploracion1
mvaligursky - RF - Thinkstock

Dirección: Realiza siempre la palpación en sentido circular alrededor de la aureola del pezón. No olvides autoexplorar la zona axilar ya que pueden aparecer bultos relacionados con el seno en esta parte.

Cómo hacerlo: Palpa tu pecho a fondo, centímetro a centímetro haciendo presión con las yemas de los dedos. En primer lugar, un seno con su correspondiente brazo levantado para presionar la axila también. Después, el otro seno y la otra axila. Finaliza palpando ambos pechos simultáneamente para hacer comparaciones.

Principiantes: Notarás que tus senos está llenos de "cosas raras", o sea, innumerables bultitos que no son más que nudos fibrosos. Esto es normal, y con el tiempo y la autoexploración, terminarás acostumbrándote a ellos.

Qué hacer si: Si notas alguna diferencia entre un pecho y otro, una mama que ha aumentado su tamaño o un bulto que no estaba antes, es hora de acudir a tu ginecólogo de confianza. No te asustes, puede tratarse de un quiste de grasa sin gravedad alguna. Si es algo más grave, lo importante es siempre tener un diagnóstico médico cuanto antes por lo que no debes dejar pasar el tiempo en cuanto notes los cambios.

Mamografías: Ante alguna anomalía, tu ginecólogo te mandará hacer una mamografía, prueba que detecta con exactitud a qué puede deberse. Entre los 40 y los 50 años, es probable que debas hacerte una anual o cada dos años. Y a partir de los 50, una cada año. De todos modos tu médico será quien te lo indique con mayor precisión. Ginecólogo: El hecho de que tu autoexplores tu pecho con regularidad no excluye la visita anual a tu ginecólogo. El también hará una exploración a fondo y te asesorará sobre tus dudas. Pregúntale, sin pudor, todo lo que te preocupa. Recuerda que es solo un médico y ve a cientos de personas con las mismas dudas que tú, no le asombrará.