Problemas frecuentes del cabello: Las alergias

problemas del cabello parte2
puhhha - RF - Thinkstock

¡No te escondas! Todos hemos tenido algún problema con el cabello en algún momento de nuestras vidas. Problemas como la caspa, la alopecia y las alergias son más comunes de lo que crees, y no te tienes que ahogar en un vaso de agua. Lo importante es saber que todo tiene solución si se lo trata a tiempo.

Son muchos los factores que pueden afectar nuestro pelo tales como el estrés, la falta de vitaminas, las dietas incompletas, la polución, los productos químicos que utilizamos... Muchas cosas, pero lamentablemente cuando se trata de alergias estas simplemente aparecen de repente y muchas veces no sabemos la causa.

Pero en el día de hoy te damos una segunda entrega de los problemas específicos del cabello. Hoy nos centramos en las alergias y te vamos a contar qué son, cómo se producen y qué conviene hacer para curarlas.

LAS ALEGRIAS

Qué son: Alteraciones del cuero cabelludo al perder parte de su protección natural frente a las diversas agresiones que soporta. Como consecuencia, la piel se irrita al tiempo que incumple sus funciones normales. Los síntomas son picazón, escamación excesiva, aumento de grasa, pérdida de brillo y elasticidad o caída del cabello.

Cómo se produce: Hay muchas causas: abusos de permanentes o tintes de baja calidad, secado muy caliente, cepillado excesivo, champús agresivos, y además, el mal enjuague del cabello que puede dejar restos de jabón que pueden ocasionar picazón y alteraciones.

Qué conviene: Mimar tu cabello más que nunca. Conviene usar champús dermosensibles y enjuagar el pelo con mucha agua. Aplicar lociones y revitalizadores diarios para nutrir el bulbo piloso y ayudar a equilibrar. Evita el uso de productos capilares que contengan alcohol. Si el problema persiste, no dudes en buscar la opinión de un profesional para obtener el diagnóstico exacto del problema. El secreto: Los cueros cabelludos más sensibles no soportan nada bien las tinturas. Conviene, pues, hacer una prueba previamente para comprobar la tolerancia de tu cabello. Para ello, aplica un poco de la tinta deseada, tan solo en un mechón situado detrás de la oreja, y deja actuar por unos minutos. Al eliminar el cosmético de color podrás comprobar tu misma si se ha producido alguna alergia o irritación.