glam

5 formas de disimular la resaca con maquillaje

Interacciones entre el alcohol y los medicamentos 1
Ivan Grlic/Hemera/thinkstock

Anoche te pasaste un poco de la raya y, hoy, tu cara es la más clara manifestación de ello: eres un monstruito ojeroso e hinchado. Lamentarse nunca es la solución. Y dado que salir así a la calle no es una opción, hoy te regalaremos algunos trucos de maquillaje para que disimules los estragos que la resaca ha causado en tu rostro.

#1 Las ojeras

WEKWEK/istock/thinkstock

Tus ojos están hundidos en dos pozos negros y la única forma de deshacerte de ellos es aplicándote un poco de corrector. Así que dibuja con él un triángulo cuya base esté justo debajo de tu ojo, y la punta en el centro de tu mejilla. Este método es perfecto para dar la impresión de un rostro fresco y tonificado.

#2 Ojos rojos

Ideas para usar maquillaje blanco y que luzca bien 3
ValuaVitaly/iStock/thinkstock

El consumo excesivo de alcohol suele teñir nuestros ojos de rojo. Para esconder este efecto, es recomendable que uses un delineador blanco o nude. Estos tonos harán que tu mirada luzca más fresca y sana.

#3 Piel opaca

7 cosas que debes saber si tienes piel sensible 5
mrlonelywalker/istock/thinkstock

¿Quieres devolverle a tu piel el brillo que esos cócteles se llevaron? Prueba agregarle un poco de tu iluminador a tu base y aplícate esta nueva preparación con mucha dedicación (¡con rima incluída!). De esta manera, tu piel quedará ra-dian-te.

#4 Sabiduría cromática

malyugin/istock/thinkstock

En estas condiciones, no puedes cubrir tu rostro con cualquier color. Si en verdad quieres lucir como si nada hubiese pasado, tendrás que optar por tonalidades neutrales en los ojos y colores más intensos en tus labios (coral, rosa fuerte). Así, desplazarás la atención de tu mirada cansada a tu boca.

#5 Inflamación

Los 7 consejos para dormir como un bebe 7
SorJongAng/iStock/thinkstock

Para finalizar, ¡toma una aspirina! Esta no solo te quitará el dolor de cabeza, sino que aplacará la hinchazón del rostro. Y, durante el día, bebe mucha mucha agua –¡el efecto deshidratante del alcohol es muy potente!–.

Pon en práctica estos trucos y, ¡la magia se producirá! Y, para la próxima, trata de cuidarte un poco más. Disfrutar sin excesos de por medio no tiene ninguno de estos efectos secundarios.