4 películas de amores de verano que nunca nos cansaremos de ver

4 peliculas clasicas de amores de verano 5 0
Becci Hen/Tanya Rodrigues/Loreto Gilbert/Hannah Shapard

El “amor de verano” es el tipo de amor de vacaciones divertido y sin preocupaciones que solo puede darse en esta estación. Por definición es una historia romántica en la que nadie está pensando en el futuro, y por lo mismo puede ser muy intensa. Al final es duro que termine, y aunque nadie sabe si funcionará más allá de las vacaciones, la fantasía general es que el amor de verano se pueda convertir en el amor de tu vida.

Aquí 4 clásicos del cine de amores de verano, y algunos de sus momentos más memorables. ¡Apuesto a que las sabes de memoria!

#4 Grease

Cómo olvidarnos de “Summer loving happened so fast, summer loving had me a blast”. Grease es probablemente la película más emblemática de todas las películas de amores de verano.

En este musical el joven John Travolta se reencuentra inesperadamente con Olivia Newton en su propia escuela después de haber pasado con ella un verano de ensueño. Pero en el momento del reencuentro, Travolta está con sus amigotes y se hace el duro con Olivia. Lo que nos recuerda que en el verano, lejos de tu rutina y a veces de tus amigos, te das licencias de sentir y hacer cosas que normalmente no harías.

#3 Dirty Dancing

Gran clásico ochentero. Una chica adolescente se enamora del profesor de baile del hotel en el que se hospeda con sus padres en las vacaciones de verano. Es un amor imposible sobre todo porque pertenecen a clases sociales distintas.

Pero al final el amor y el baile triunfan. La escena final en la que la pareja se luce ante todos los huéspedes del hotel, y Patrick Swayze se consagra como bailarín máximo, con una coreografía de la canción “I’ve had the time of my life”, es realmente una de las mejores escenas de baile de todas las películas de baile de los años 80.

#2 Antes del amanecer

En esta película dos viajeros de dos continentes distintos (Ethan Hawke y Julie Delpy) se conocen en un tren camino a Viena. Y es tal la conexión que sienten que deciden bajarse juntos en la capital austriaca a pasar el día.

Entonces, como no había Facebook –al parecer ni había internet–, prometen encontrarse en el mismo lugar a los 6 meses. Veinte años más tarde y dos secuelas después, ya todos sabemos que en efecto, después de algunas vueltas del destino se reencuentran. Pero en ese momento ellos se despiden sin saber si se volverán a ver.

#1 Diario de una pasión

Siete años después, Allie (interpretada por Rachel MacAdams) regresa al pequeño pueblo donde pasó su adolescencia y donde se enamoró de Noha, Ryan Gosling, en el verano de 1940. Como era un amor prohibido porque ella provenía de una clase acomodada y él de la clase obrera, su familia los separa.

Pero al reencontrarse, se dan cuenta de que el amor entre ellos se ha mantenido intacto, y aunque Allie se encuentra comprometida con otro hombre, termina volviendo con Noah. Al final descubrimos que los dos adolescentes enamorados ese verano terminaron haciéndose viejos juntos.

En las películas, los amores de verano suelen sobrepasar todos los obstáculos. Aunque en la realidad, nunca es claro si sobrevivirán si quiera hasta el otoño siguiente. Pero es justamente ese su mayor encanto. ¿No?

No te pierdas: 10 películas que toda mujer debería ver