glam

3 pasos para darle firmeza al rostro sin cirugías

NONSURGERYCOVER
Ingram Publishing/Thinkstock

El rostro es una de las partes más importantes y sensibles del cuerpo, porque en él se refleja nuestras emociones, edad y el estilo de vida que hemos escogido llevar.

Para muchas personas es considerado la carta de presentación y como tal, con el pasar de los años no escapa de los cambios naturales que sufre el organismo.

Al llegar a los 30, el cuerpo comienza un proceso degenerativo dejando de producir colágeno y elastina de la manera en que solía hacerlo, lo que conlleva a que la piel vaya perdiendo firmeza y elasticidad.

Ante este escenario, te ofrecemos tres sencillos pasos que te ayudarán a mantener la firmeza en tu rostro de forma fácil y segura:

NONSURGERYCREAMS
OlgaMiltsova/iStock/Thinkstock
  #1 Usa productos especializados

Una de las mejores opciones para compensar la falta de colágeno en el cuerpo, es utilizando cosméticos y tratamientos dermatológicos que han incorporado esta proteína a sus ingredientes. De la misma manera, las cremas que contienen coenzima Q10 o cualquier tipo de crema facial reafirmarte que sea dermatológicamente aprobada, son ideales para ayudar que la piel tenga firmeza y elasticidad. El ser consecuente con la aplicación y correcto uso de las cremas, será la clave para ver los resultados.

NONSURGERYSHADES
shironosov/iStock/Thinkstock
  #2 Protégete del sol

Evitar la exposición prolongada a los rayos solares es clave para reducir el daño en la piel y la perdida de fuerza en los tejidos. Los potentes rayos del sol pueden inflamar las células de la dermis ocasionando así las arrugas. Recuerda siempre utilizar un factor de protección solar, ya que tu rostro es la parte del cuerpo que se encuentra más expuesta de forma permanente a los rayos UV.

NONSURGERYFACIALEXSERCISE
Alberto Bogo/iStock/Thinkstock
  #3 Haz ejercicios faciales

Así como entrenas otras partes del cuerpo, la cara también necesita ejercitarse para recuperar su firmeza. Puedes empezar por la zona de la frente, colocando la yema de los dedos sobre cada una de las cejas y llévalos suavemente hacia arriba hasta el nacimiento de tu cabello, luego llévalos hacia tu sien con delicadeza, repite este movimiento varias veces. Otro ejercicio que puedes realizar es el de colocar tus dedos índices en el nacimiento de las ojeras (entre los ojos y la nariz) e ir ejerciendo un poco de presión mientras los deslizas hacia la parte de afuera de tus ojos.

Ver también: Cómo rejuvenecer el rostro sin cirugías

Recomendaciones:

  • No debes esperar llegar a una edad avanzada para empezar con el cuidado de tu piel, es recomendable que a partir de los 25 años comiences a utilizar cremas especializadas que le brinden firmeza a tu rostro y que ayuden a la regeneración celular.
  • Utiliza protector solar a diario. A pesar de no sentir el daño de los rayos UV, ellos siempre están ahí al asecho, no te descuides y dale a tu piel el cuidado que merece.
  • Mantente siempre hidratada, esto ayudará a estar saludable y bella de adentro hacia afuera.