mujer

Esto es lo que pocos han reflexionado sobre las "mamás luchonas"

consejos para ayudar a un nino hipersensible 3
XiXinXing/iStock/Thinkstock

Los "chistes" que descalifican a las mamás solteras no son nuevos, el Internet está repleto de memes despectivos sobre las llamadas "mamás luchonas". Estos son utilizados para burlarse de la manera en que ejercen su maternidad: si salen de fiesta los fines de semana o si toman. 

También se les juzga por la música que escuchan, por la ropa que usan e incluso por las fotos que suben a sus redes sociales. Con esto dan por hecho que descuidan a sus hijos, que por cierto son llamados "bendiciones" de manera igualmente despectiva.

Básicamente una "mamá luchona" es sinónimo de una mala madre, aquella que es irresponsable "por no cerrar las piernas". La que decidió no dejar de ser persona aún después de ser madre.

Pedir que "cierren las piernas" es una solución simplista, y para entender mejor este fenómeno debemos tener contexto. En México la mujeres que ejercen una maternidad uniparental forman una parte importante en la población. De acuerdo con datos de la Encuesta Intercensal 2015 en México, el 27.8 % de las madres de 12 o más años ejercen su maternidad sin pareja, el 21.3 % de ellas están separadas, divorciadas o viudas, mientras que sólo el 6.5 % son madres solteras por elección, así que es injusto afirmar que es su culpa ser "luchona" por no "cerrar las piernas".

¿Por qué no nos preguntamos en dónde está el padre o por qué se fue?

Recordemos un poco de biología básica: para poder procrear, se necesita de un óvulo fecundado por un espermatozoide. Las "mamás luchonas" no se embarazan por arte de magia y mucho menos sólo por "abrir las piernas", sin embargo las personas se atreven a juzgarlas y se olvidan de la parte masculina y su responsabilidad.

La sociedad espera que la madre lleve el rol de cuidadora, así lo explicó Ana de Alejandro, activista feminista con maestría en Estudios de la Mujer, quien además apuntó que «no existe una crítica social hacia el hombre que abandona a su familia, que deja de proveer, que deja de cumplir con sus obligaciones y que no ve por los derechos de sus hijos».

Detrás de cada "mamá luchona" hay un padre ausente sin ser señalado

Quien juzga a las madres solteras, espera que sean "buenas madres", en palabras de Ana de Alejandro, «la sociedad tiende a inspeccionar el comportamiento de las mujeres para dividirlas en "buenas" y "malas". Buenas son las que tienen una vida sexual monógama y una pareja heterosexual, las malas son las que se salen de esa norma», explicó.

Donde hay una mujer que trabaja y ejerce su rol de madre sin su contraparte masculina es porque esa parte se ausentó. Porque en nuestra cultura él se puede ausentar sin recibir burlas, críticas y memes. 

Es injusto señalar a las mujeres por tomar las riendas de su vida y sacar adelante a sus hijos como proveedoras y cuidadoras, ¿no crees? 

También podría interesarte: No todo en la maternidad es color de rosa: 15 confesiones de "mala madre"