hacks

Sólo necesitas una hoja para reproducir tu suculenta: te enseñamos cómo hacerlo

suculentas colores madera plantitas
kynny / iStock

Las suculentas son hermosas y muy queridas. Su belleza las corona como las favoritas para decorar el hogar e incluso, su popularidad las ha llevado a ser parte de bouquets de novia con estilo boho.

El amor que les damos es totalmente correspondido cuando estas pequeñas nos permiten reproducirlas con tan sólo sus hojitas. Te explicamos cómo hacerlo.

suculentas coloridas en maceta enorme
kynny / iStock

¿Cómo reproducir una suculenta con una hoja?

#1 Escoge la hoja que será el origen de una nueva vida

Selecciona las hojas de la parte inferior de tu planta: estas hojitas son las más maduras, por lo que tienen buenos nutrientes para crear nueva vida. Asegúrate que sea una hoja sana, carnosa, sin cicatrices ni signos de debilidad.

suculentas en macetas mesa blanca
Gingagi / iStock

#2 Desprende

Tómala suavemente, muévela de un lado a otro y da suaves giros hasta que se desprenda. Las hojitas mejor preparadas para la misión de una nueva vida suelen desprenderse más fácil.

Asegúrate que todos los cortes sean limpios, es decir, que la hoja no esté rota, no gotee agua ni que le falte un pedacito o tenga tajaduras.

Lo mejor es que desprendas varias hojitas para que tengas un abanico más amplio de posibilidad de reproducción. Tal vez si la primera muestra no lo logra tan bien, la segunda, tercera, cuarta y/o quinta sí.

#3 Una nueva vida: tierra y paciencia

En una bandeja, coloca la tierra en donde la hoja sentara raíces. De preferencia utiliza sustrato especial para cactus y suculentas, lo puedes comprar en tiendas enfocadas en jardinería.

Coloca entre 1 a 2 centímetros de tierra y encima de este lecho terroso pon las hojas. No las entierres, sólo déjalas descansar sobre la tierra. Ahí, poco a poco, desarrollarán sus primeras raíces.

#4 Deja secar

Coloca tus hojas en un lugar seco y con sombra y deja que sequen durante tres días. Este lapso ayuda a que la herida de su desprendimiento sane. No las riegues ni las dejes al sol directo ya que pueden pudrirse o quemarse.

#5 Rocía, quiérelas y ten paciencia

Después de que tus hojas hayan sanado, rocía la tierra dos o tres veces a la semana días para evitar que se seque por completo.

Al cabo de unas semanas notarás que las hojas desarrollan una pequeñas raíces y poco a poco nacen los primeros brotes de tus suculentas bebés.

Cuando las raíces estén largas, cúbrelas un poco con tierra y continúa humedeciendo con el rociador.

#6 Un nuevo hogar

Una vez que veas que tus nuevas bebés ya no gozan de un amplio espacio en la bandeja, es momento de replantarlas. La hojita que les dio vida probablemente ya esté seca o totalmente consumida.

Coloca una o varias hojas en una nueva maceta y cuídala hasta que crezca sana y fuerte.

suculentas bebes en macetas minimalistas
Polina Strelkova / iStock

También te puede interesar: