hacks

Mira cómo hacer hermosas macetitas para tus tunas

si te gustan las plantas querras tener estas macetas en tu hogar 1
Kagai19927 via Shutterstock

Las tunas son unas plantas muy bonitas que, aunque no lo creas, pueden cultivarse en recipientes. En esta entrega te contaremos cómo hacer bonitas macetas y todo lo que necesitas para su cuidado.

¡Sigue leyendo!

Materiales:

  • Un recipiente adecuado, por ejemplo, un medio barril o algo similar, que le deje espacio a la raíz para crecer. También eso dependerá del tamaño que desees que tenga tu tuna.
  • Esquejes o semillas de tuna
  • Piedras
  • Tierra
  • Arena

Paso a paso:

Antes que nada, es importante que tengas claro desde dónde vas a partir. ¿Desde semillas o esquejes? Si es desde semillas, solo tienes que ir a la tienda más cercana y pedirlas. En cambio, si es por medio de esquejes, deberás tener mucho cuidado al cortarlos. Procura no hacer un corte demasiado profundo a la planta para evitar dañarla. 

Antes de sembrar los esquejes deberás esperar unos cuantos días para que se forme una especie de callo en la parte inferior. Lo mejor será dejarlo a la sombra.

Mientras tanto, prepara tu maceta. Coloca algunas piedras en la parte inferior para drenar el agua.

Llena tu macetita con una mezcla que contenga 50 % de arena y 50 % de tierra. Recuerda que al ser como cualquier cactus, las tunas no requieren una gran cantidad de humedad en el suelo. 

En el caso de que siembres semillas, coloca una o dos dentro de la maceta y presiona para que se hundan. Cúbrelas con tierra y riega para humedecer la tierra. No le incorpores mucha cantidad de agua.

Si decidiste plantar por esqueje, una vez que lo tengas con el callo formado (como expliqué más arriba), haz un agujero en la tierra húmeda de unos 6 cm y coloca el esqueje en posición vertical. Si tienes problemas para que quede parado, coloca unas piedras alrededor y no lo riegues durante 30 días.

Pon tu macetita con tunas al sol sin que le dé en forma directa, porque se quema. Deja que se desarrolle con total normalidad. Pasado el mes de espera, retira las piedras de alrededor del brote. Este ya tendría que sostenerse por sí mismo, porque su raíz está desarrollada. 

Riégalo cuando la tierra esté seca. Solo tienes que humedecer un poco la zona, pues recuerda que las tunas son plantas que deben vivir en espacios muy secos. 

Finalmente, busca un lugar permanente para colocar tu macetita con tunas. Lo ideal es que sea reparado y a pleno sol.

Nota: utiliza siempre guantes para manipular las tunas. Recuerda que tienen espinillas que no se ven, pero que igual se clavan en la piel.

Tener este tipo de plantas es un gran hobbie y, además, ¡son hermosas! Espero que pongas en práctica estos consejos y pronto tengas tu propio jardín de macetitas con tunas.