pop

Las influencers noruegas ya no podrán retocar sus fotos sin avisar: una ley las castigará

los alimentos que son mejores que cremas anti edad 1
Deagreez vía Getty Images

Labios carnosos y suaves, piel de porcelana, ojos grandes y con brillo, pómulos marcados, nariz respingada, cintura diminuta y más características faciales y físicas muy al estilo de las Kardashian-Jenner se ha convertido en la regla de belleza de las redes sociales.

No obstante, esta belleza tan popular en Instagram o TikTok, realmente no existe, ya que se basa principalmente en filtros preestablecidos o programas de edición como photoshop o facetune. 

Para evitar que las personas, principalmente niños y niñas, crean que todo lo que ven en redes sociales es la "belleza real", el Ministerio Noruego de Infancia e Igualdad implementó una nueva ley que obliga a revelar cuando las fotos están retocadas o tienen algún filtro.  

De ahora en adelante, las influencers, modelos, revistas y demás marcas y agencias que apuesten por retoques o filtros de belleza en sus contenidos con fines publicitarios deberán acompañar la publicación con una etiqueta en donde advertirán a todos que las imágenes han sido retocadas. 

mujer con celular en mano app de fotos abierta
grinvalds / iStock

Cuando las generaciones más jóvenes identifiquen que esa 'belleza' a la que tanto aspiraron es irreal, poco a poco podrán dejar de sentirse presionados por cumplir con estándares de belleza imposibles de alcanzar (conocidos en Noruega como kroppspress)

mujer posando para una selfie retoque filtro edicion de fotos fondo morado
Deagreez / iStock

Por el momento, la ley sólo se enfoca en publicaciones en donde las personas venden o anuncian algún producto o servicio y recurren a la edición y retoques para hablar mejor de lo que están promocionando.

Por ejemplo, una influencer de belleza ya no podrá decir que una base de maquillaje o BB Cream te reduce los poros abiertos y subir una foto con un filtro en donde su piel se ve como de porcelana. En caso de hacer eso, debe agregar la etiqueta en donde aclara que ocupó un filtro o retoque en su fotografía. 

En general, la ley ha sido bien aceptada por varias influencers del país nórdico. Por ejemplo, Madeleine Pedersen cree que puede ayudar a que niños y jóvenes se dejen de comparar con imágenes irreales. Además, es probable que se utilicen menos retoques y filtros en general. 

 Estarán demasiado avergonzados para admitirlo, por lo que editarán menos, como deberían. 

No obstante, la influencer Eirin Kristiansen considera que esta nueva ley se queda un poco corta. La noruega advierte que los problemas de salud mental van más allá de una foto editada, por lo que cree que es importante que los usuarios se centren más en ser selectivos con lo que consumen y sean conscientes de la forma en la que funcionan las redes sociales. 

También te puede interesar: