pop

7 famosas que contaron lo difícil que es ser madre (no todo es felicidad)

estresse tristeza ansiedade 0619 1400x800 0
ECOSY/Shutterstock

Conforme la cultura de la maternidad millenial avanza, cada vez es más fácil hablar sobre los tabúes que antes atosigaban a las madres debutantes.

Y es que durante décadas, la cultura pop (y el sistema occidental socioeconómico en sí) representaba a las madres como “eternamente felices”, perfectas, radiantes, y dispuestas a lo imposible por amor a sus hijos… aún a costa de su propio bienestar.

postparto mujer parto noche nacimiento
KieferPix vía shutterstock

Si bien la buena crianza es una labor admirable e indispensable, con frecuencia todavía se acuña únicamente a la mujer. Esto desde luego produce estrés, ansiedad y depresión. Ninguna mujer puede ser una madre feliz y perfecta todo el tiempo; y por supuesto, eso incluye a las famosas.

En aras de recordar las nociones más sinceras sobre el lado oscuro y difícil de la maternidad, hoy recopilamos algunas declaraciones para validar el agotamiento natural detrás de la crianza:

Lady Di

Diana Spencer fue pionera en “hablar mal” de la maternidad: aunque fue una madre cariñosa y dedicada, el ambiente en el que se desenvolvía pretendía supervisar todos sus pasos.

princesa diana lady di tuvo depresion posparto
Newsmakers/Getty Images

En muchas entrevistas posteriores a su divorcio, reveló cómo se sentía ejerciendo la crianza de William y Harry, ello en un entorno en donde ni siquiera podía decidir cómo vestirlos:

«Te despiertas por las mañanas sintiendo que no te quieres parar de la cama, te sientes incomprendida y, en general, muy, muy mal contigo misma»

Aislinn Derbez

Aislinn Derbez siempre tuvo mucho miedo de ser madre; de los cambios en su cuerpo, de enfrentar la soledad, y de todas las nociones que tenía que “cumplir” ante la sociedad.

Al convertirse en madre de Kailani, tuvo que enfrentar su divorcio con Mauricio Ochmann, además de alteraciones físicas para las que no estaba preparada.

En redes sociales, abordó lo dolorosa que es la lactancia, lo difícil que fue verse en el espejo tras el parto, y en general, la ardua labor que representa la maternidad día tras día.

Cameron Díaz

Contraria a todo estigma actual, Cameron se convirtió en madre a los 47 años de edad. Desde luego, se enfrentó a los juicios convencionales, y aunque se siente plena con su nueva faceta, se sinceró respecto al lado más difícil:

«La gente espera que sonrías y estés eufórica todo el tiempo. La maternidad es hermosa, pero nadie puede pretender que sea impecable. Por mi edad, voy a tener que vivir unos 100 años para estar con mi hija en todas sus etapas, y aunque sólo es un problema mío… la gente se lo toma como una ofensa personal»

Courteney Cox

En diversas entrevistas, la actriz explicó todo su tortuoso proceso de maternidad: desde sus problemas de fertilidad, hasta la depresión post-parto. Cuando finalmente logró embarazarse de su hija Coco, Courteney sintió todo el peso de la crianza sobre sus agotados hombros:

«Siempre anhelé ser madre, pero no estaba preparada para todo lo que venía. No podía dormir, mi corazón estaba acelerado y estaba realmente deprimida. Cuando fui al doctor… descubrí que mis hormonas se habían desplomado»

Chrissy Teigen

La modelo y conductora de televisión habló con mucha apertura de su debut en la maternidad. Como firme vocera del body positive, no dudó en mostrar la evolución de su cuerpo en cada mes de gestación.

Sin embargo, en cuanto tuvo a su bebé en brazos, Teigen se sintió completamente vulnerable. La también actriz se sinceró asegurando que no estaba nada contenta con su experiencia.

La gestación incluye cambios químicos en el cerebro, y aunque los psiquiatras siempre lo advierten, la sociedad en general pretende que la felicidad sea lo único en lo que piensen las madres

Jessica Biel

La actriz y esposa de Justin Timberlake, siempre se definió a sí misma como una persona tranquila. Ella pensaba que al ser madre, no tendría mayor problema en educar a sus hijos… pero se equivocó y vio cómo sus expectativas positivas se desmoronaron:

«Pensé que era una persona paciente, pero no lo era. Compasiva también, y no lo fui. Un niño reta todas las virtudes que creías tener»

¿Sabías sobre estos testimonios revelados abiertamente en entrevistas y redes sociales?, ¿qué opinas al respecto?

Ve también: