pop

Cenicienta no era tonta ni dejada: en TikTok ya reivindicaron su fortaleza

cenicienta 2021 0
Walt Disney Pictures | Walt Disney Pictures

De entre todas las princesas Disney, es claro que las más antiguas suelen ser percibidas como las más sumisas.

Tampoco hay que culparlas: fueron ideadas y llevadas a la pantalla grande para ejercer roles “ideales” de su época (y que por fortuna, han cambiado).

copy of copy of enlaces mx 80
Walt Disney Animation Studios

De cualquier forma, las que son frecuentemente señaladas como “tontas” y “dejadas” son Blanca Nieves, Aurora (La Bella Durmiente) y Cenicienta.

Cada una, merece un análisis pertinente a por qué fueron retratadas como se les ve ahora, pero al menos, Cenicienta merece una reivindicación completa.

la cenicienta hada madrina arregla vestido disney
Walt Disney Productions

Luego de numerosos videos en TikTok que se tornaron virales, parece que la Generación Z entendió el secreto tras la “sumisión” de Cenicienta. Usuarios como Jerry Velázquez (@jerryvelazquez) aseguran que es toda una feminista.

Contrario al posicionamiento general millennial, que siempre colocaba a aquella princesa como “una ingenua” a merced de su madrastra y hermanastras, los tiktokers corrigen a su generación predecesora: no era sometimiento, era resiliencia.

cenicienta principe encantador boda carruaje
Walt Disney Pictures

La resiliencia es la capacidad de los individuos para emerger más fuertes ante situaciones traumáticas y/o devastadoras. Resumamos: Cenicienta perdió a su madre, a su padre, y era cruelmente maltratada por su madrastra.

Sin embargo, ¿a dónde iba ir una niña desamparada? Desde luego, no era el momento de huir y perder, como mínimo, un techo para dormir a salvo.

Cenicienta resistió la adversidad porque anhelaba alcanzar la libertad algún día, además, tenía a varios animales queridos en su hogar como para dejarlos en manos de su madrastra.

En algunas escenas, ella le recuerda a su perro Bruno que se porte bien con el gato Lucifer para no “molestar a las de arriba”… tiene claro que sin su presencia allí, el canino tendría un destino muy desafortunado.

Por otro lado, aunque Cenicienta canta al inicio sobre el amor, si se escucha con detenimiento la pieza Soñar es desear, habla más sobre la libertad y el porvenir.

Cenicienta no anhela en sí un príncipe que las rescate, sino ser libre. Cuando llega el primer anuncio del importante baile en palacio, da su primera muestra de rebeldía ante la burla de sus hermanastras, preguntando por qué ella no habría de acudir.

A final de cuentas, tampoco puede culparse a Cenicienta por enamorarse, ¿o sí?. En realidad, no se fijó en el príncipe en plan “sácame de mi casa, por favor”.

Recordemos que ella, al principio, creyó estar bailando con un muchacho cualquiera, no sabía que se trataba del príncipe… hasta al día siguiente de la recepción.

De ésta forma, Jerry y otros usuarios que lo secundan en TikTok, resumen que Cenicienta SÍ era feminista: fue resiliente, paciente y bondadosa.

¿Qué opinas sobre esta hipótesis? Cabe recordar que las luchas de las mujeres son diversas, y ninguna puede ser considerada como “más importante” que otra. 

Pst, pst… ya que estás aquí, quizás ahora te interese pasar a leer lo siguiente: