pop

Los hijos de Leticia Calderón ya son unos jóvenes y lucen tan guapos como ella

Durante sus 38 años de trayectoria artística, Leticia Calderón ha sobresalido gracias a su encantadora personalidad e inagotable talento.

Ha participado en grandes melodramas como Entre la vida y la muerte, Yo compro esa mujer, La indomable y Prisionera de amor, producciones que la convirtieron en todo un ícono de las telenovelas.

Originaria de la Ciudad de México, la actriz de 53 años es considerada una de las artistas más guapas y carismáticas de la farándula mexicana.

En 1999, Leticia unió su vida con el empresario y ex abogado de la élite política, Juan Collado. Cinco años más tarde, el matrimonio decidió agrandar su familia con el nacimiento de sus hijos Luciano y Carlo.

Luego de su divorcio en 2007, la actriz se encargó al 100% de sus retoños, demostrando que no necesita de una pareja para salir adelante. ¡Qué inspirador!

Aunque en el pasado procuraba mantener su vida privada alejada de los reflectores, a partir del nacimiento de sus pequeños decidió ser un poco más flexible y mostrar otras facetas de su asombrosa familia.

A través de su cuenta de Instagram, donde acumula más de 250 mil seguidores, Calderón suele postear fotografías donde muestra la hermosa relación que sostienen y todas las aventuras que disfrutan cuando están juntos.

Hoy en día, Luciano y Carlo tienen 17 y 16 años de edad respectivamente, y ya son todos unos jovencitos.

En múltiples ocasiones, la villana de Amor Bravío ha aprovechado sus redes sociales para presumir el enorme parecido que guarda con su hijo menor.

Además de compartir unos hermosos ojos pispiretos y la forma de su nariz, tienen una cálida sonrisa que delata su lazo sanguíneo.

Desde que era un bebé, Leticia se dio a la tarea de llevarlo a conocer el mundo y reforzar su relación madre-hijo.

Ya sea celebraciones como Navidad o Halloween, hasta sus viajes a los lugares más exóticos y lujosos del mundo, la artista no duda en gritar a los cuatro vientos el amor que siente por su primogénito.

Al igual que su madre, Carlo adora recorrer el mundo y pasar tiempo con sus seres queridos, como prueba las múltiples publicaciones en sitios como Disneyland, Los Cabos y Europa.

Con apenas 16 años, el joven ha acaparado todos los reflectores gracias a su físico y encantadora personalidad. Es todo un galanazo, ¿no lo crees?

Por otro lado, Luciano (el mayor de la familia) también comparte bellos e inolvidables momentos con su mamá.

El joven, quien tiene Síndrome de Down, se destaca por tener un temperamento vibrante y muy divertido, cualidad que lo han convertido en una de las figuras favoritas de la prensa mexicana.

A lo largo de toda su vida, Lety ha hablado abiertamente de los retos que implica su enfermedad y las barreras que ha tenido que derribar para proteger a su hijo.

«Cuando me dieron la noticia de que Luciano estaba enfermo, no lo voy a negar, lloré y no sabía qué sentir. Había tanta ignorancia en mi corazón que me preguntaba ¿se quita, hablará algún día, qué voy a hacer?», reveló en la presentación de su libro.

Incluso, desde hace más de 10 años, Calderón tomó la decisión de dividir su carrera y enfocar gran parte de su atención a proyectos que buscan apoyar y financiar al Síndrome de Down.

«Me siento muy afortunada de tenerlo; él ha cambiado mi perspectiva de vida y me ha enseñado a valorar muchísimas cosas. Son niños que luchan, que son guerreros y no se rinden», mencionó en una entrevista.

Entre sus muchos pasatiempos, Luciano es un gran seguidor del fútbol, la natación y la gastronomía.

De hecho, cada vez que tiene oportunidad, pública videos en donde prepara platillos como pasta, huevos revueltos, tacos y hasta hot-cakes. Puedes comprobarlo en la siguiente publicación.

A medida que el tiempo pasa, es posible ver cómo va adquiriendo nuevos conocimientos y convirtiéndose en un adulto responsable. ¡Lo amamos!

Siempre que tiene espacio en su ajetreada agenda, la actriz se reúne con su familia para compartir momentos de calidad, demostrando que no existe ningún impedimento para cuidar de los seres queridos.

Todo un ejemplo a seguir, ¿no lo crees?

No cabe duda, Luciano y Carlo heredaron el gran corazón de su maravillosa madre. ¡Son increíbles!

Más sobre tus celebridades favoritas: