pop

El príncipe Carlos daría un fin terrible a la realeza británica: lo explica un historiador

reina isabel ii principe carlos portada 3
Chris Jackson/Getty Images

La reina Isabel II ha estado en el trono por casi 69 años. Es claro que durante todo ese tiempo, ha lidiado con numerosos asuntos diplomáticos: desde visitas a otros jefes de estado, hasta a escándalos que se quedan “en familia”.

reina isabel 2020
Sean Gallup/Getty Images

A pesar de todo, Isabel II ha mantenido una imagen impecable para el pueblo, consolidándose como una monarca implacable, pero carismática.

realeza britanica cinturon seguridad 2019 1
Toby Melville - WPA Pool/Getty Images

 No obstante, no puede decirse lo mismo de su heredero al trono: el príncipe Carlos, cuya futura coronación, de acuerdo al biógrafo experto en realeza Clive Irving,  pondría en peligro la Corona Británica.

Irving desde luego, habla de forma muy filosófica: en la biografía The Last Queen: Elizabeth II’s Seventy Year Battle to Save the House of Windsor, explicó que no hay manera de que el príncipe Carlos roce siquiera los talones de su madre.

principe carlos aguila
Chris Jackson via Getty Images

De hecho, muchas encuestas lo colocan como uno de los miembros más impopulares y repudiados de la realeza, factores que, de acuerdo a Irving, pueden tambalear el mandato de Reino Unido ante la falta de credibilidad… aunque hablar de revoluciones ya son palabras mayores.

El príncipe Carlos creció con la mentalidad de que sería rey, pero siguió órdenes tan tajantemente, que nunca desarrolló sentido de autoridad propia: estudió donde le dijeron, fue a donde le dijeron, y se casó con quien le dijeron.

El autor enfatiza en la asombrosa unión que Isabel II ha creado en el pueblo. No obstante, hace hincapié en que Carlos, con su monótono porte y controversial vida íntima (que lo persigue desde que estuvo casado con Lady Di), podría destruir el trabajo de su madre en sólo un año:

«A simple vista, podríamos decir que Carlos luce mayor que la reina. Es un hombre más apropiado para el siglo XVIII que para el XXI. Es su estilo… y su débil imagen se ha reforzado con la serie The Crown, donde lo relatan como un niño mimado, sin opiniones propias... y tristemente sin don de mando»

Como añadidura a lo anterior, Irving enfatiza en que la mayoría de los británicos no desean ver a Camila en el trono. Aunque nunca podría ser reina oficialmente debido a un designio de Isabel II, la actual esposa de Carlos no goza ni de la simpatía de los simbolismos.

Para Irving y numerosos estudiosos del tema, la realeza británica sólo podría mantener su buena imagen si es el príncipe William (tercero en la línea) quien tome el lugar de Isabel II.

Ya que estás aquí, quizás ahora te interese pasar a leer lo siguiente: