pop

El muñeco que inspiró la historia de Chucky sí existe y es muy diferente al de la película

robert the doll inspiracion de chucky el muneco diabolico 0
Metro-Goldwyn-Mayer Studios Inc via IMDB | Metro-Goldwyn-Mayer Studios Inc via IMDB

Chucky, el muñeco diabólico es una película que marcó la infancia de miles de personas, ya que el protagonista quizá provocó una fobia a los muñecos parlanchines.

Si bien los acontecimientos que podemos ver en las (hasta ahora) ocho películas de la franquicia son producto de la imaginación, la historia que inspiró la cinta original es bastante aterradora.

El muñeco de la película

En la ficción, el muñeco de la marca Good Guy (chico bueno) es toda una sensación entre los niños y Andy, el protagonista de la cinta, termina consiguiendo uno que desafortunadamente está embrujado.

El alma de un asesino serial prófugo de la justicia está atrapada dentro del muñeco y busca un nuevo cuerpo que no sea de plástico.

chucky doll
Universal Pictures via IMDB

El nombre que tiene el matón detrás del famoso Chucky en la saga es Charles Lee Ray, inspirado en tres asesinos de la vida real:

Charles Manson (responsable de la muerte de la actriz Sharon Tate), Lee Harvey Oswald (el asesino del presidente Kennedy) y James Earl Ray (asesino de Martin Luther King).

chucky doll 2
Universal Pictures via IMDB

Aunque no existió un muñeco embrujado llamado Chucky que matara personas, la historia detrás de la película está inspirada en las vivencias de un pequeño que sufrió mucho a causa de un juguete que parecía inofensivo.

El muñeco original

El mencionado juguete se llama Robert y puede ser encontrado en un museo de Florida, en Estados Unidos, pues fue donado después de una serie de extraños sucesos.

El niño Robert Eugene Otto recibió dicho juguete como regalo de una mujer que trabajó para su familia, en represalia del mal trato que sus patrones le habían dado a principio de los años 1900.

La mujer conocía el arte del vudú y utilizó al muñeco como venganza ante la crueldad de la familia Otto.

El muñeco Robert vestía un uniforme de marinero blanco y llevaba un león de peluche como mascota, que sería la sensación para cualquier niño de esa época.

Robert Eugene disfrutaba jugando con su nuevo amigo, hasta que hechos muy extraños comenzaron a pasar en su casa: todo por la presencia del muñeco.

Con el tiempo, el pequeño Robert Eugene comenzó a temerle al muñeco, ya que decía se movía solo, parpadeaba y hasta se reía.

El niño juró que el muñeco era responsable por los destrozos que sucedían en su casa, pero nadie le creía.

Cuando Robert Eugene creció, para olvidarse de todo lo relacionado con su infancia marcada por el muñeco, decidió regalarlo y así el juguete terminó en manos de otra mujer, Myrtle Reuters.

Pero el muñeco Robert terminó aterrorizando a la hija de Myrtle, por lo que la mujer lo donó al Museo Fort East Martello, donde aún puede encontrarse para tomarse fotografías y leer sobre su origen.

¿Ya conocías la historia que inspiró al muñeco Chucky?

También te puede interesar: