pop

A la familia real le falta una joya histórica: el misterioso robo de la tiara de Portland

tiara diamantes
Bethany Clarke vía Getty Images

Aunque la realeza británica suele destacar por sus controversias, secretos y rumores, hay un lado lleno de glamour y comodidades que varias personas quisieran tener en su día a día.

Uno de los beneficios de ser parte de esta élite, por ejemplo, es el acceso a joyas como tiaras, broches, collares y más que, encima de todo, son históricas.

tiara kate 2
Victoria Jones - WPA Pool/Getty Images

Todas estas gemas son invaluables para la realeza, tanto por los materiales de los que están hechos como por su valor histórico. Y, por lo tanto, son deseadas por muchas personas.

Un claro ejemplo es la tiara de Portland, que cobró mucha fama a partir del 2018, luego de que un grupo de personas no identificadas la robaran. Ésta es la historia de la famosa joya.

boda real princesa eugenia tiara 2
Chris Jackson/gettyimages

La tiara de Portland fue creada a principios del siglo XX. En 1902, el duque de Portland la mandó a hacer para Winifred, su esposa y duquesa de Portland, con el objetivo de que la ocupara en la coronación del rey Eduardo VII.

Su diseño y creación estuvo a cargo de los joyeros franceses de la casa Cartier y los diamantes los proporcionó el propio duque.

La tiara tenía figuras circulares con detalles de tipo hojas en las partes superiores e inferiores. Además, en el centro de cada círculo colgaban grandes diamantes en formas rectangulares o de gota.

Años después, la tiara fue modificada para obtener un broche de diamantes de la misma, que también se conocía como el broche de Portland.

Richard Edgcumbe, curador de joyas del museo Victoria and Albert, señaló que este conjunto ha sido reconocido como una de las joyas de suprema importancia, un diseño magníficamente ejecutado.

En el 2016, se puso en exhibición en el museo The Portland Collection, que recogía muchos artículos históricos de los duques de ese lugar.

Ahí, la famosa tiara de Portland alcanzó a ser vista por más de 100 mil personas.

Sin embargo, en el 2018 conoció su destino fatal: la noche del 20 de noviembre fue robada por un grupo de personas que rompieron la caja de vidrio en la que se encontraba para después tomarla.

Al poco tiempo fueron arrestados tres hombres y una mujer sospechosos de haber participado en el delito, pero fueron liberados porque no se les encontró culpables.

Al día de hoy, dos años después, ni la tiara ni el broche de Portland han sido recuperados.

James Lewis, especialista en joyas de Bamfords Auctioneers, cree que los ladrones tomaron la “horrible decisión” de romperla en partes y vender los diamantes por separado, para evitar ser ubicados.

Por lo pronto, la realeza sigue sin una de sus más famosas joyas. ¿Conocías esta historia?

Otras historias que te pueden interesar: