pop

7 razones por las que Bárbara Mori fue la mejor Rubí de la historia

La versión de Rubí, protagonizada por Bárbara Mori en 2004 se mantiene como la mejor versión de la historia y tenemos 7 razones que lo prueban.

Se tenía que decir y se dijo.

La nueva versión de la telenovela Rubí llegó a la televisión abierta y ha desatado una ola de comparaciones con versiones anteriores, sobre todo con aquella que estelarizó Bárbara Mori.

La adaptación de la historia de Yolanda Varga Dulché de 2004 contó con la participación de Sebastián Rulli, Eduardo Santamarina y Jacqueline Bracamontes, además de Mori en el papel protagónico.

Veamos por qué la versión de Bárbara Mori es superior.

Más descarada

Uno de los principales comentarios en redes sociales es acerca de la interpretación de Camila Sodi como una mujer soberbia, traicionera y descarada… pues no se lo creen.

En ocasiones exagera y en otros momentos no es lo suficientemente mala. ¿Quién los entiende?

Ah, pero ¿Bárbara Mori? Bárbara sí era malvada.

Mucha más emoción

La telenovela de 2004 nos tuvo emocionados desde el primer momento: Rubí logrando todos sus planes poco a poco ante la frustración de los otros protagonistas.

Diría Belinda, ganando como siempre.

Y es precisamente esa misma emoción lo que le hace falta a la nueva versión, comentarios que fueron frecuentes desde su estreno por la señal de Univisión a principios de 2020.

Volvemos a la cuestión de la fuerza en las interpretaciones de Camila Sodi o José Ron. A los televidentes no les convencen del todo.

A Bárbara Mori eso nunca se le cuestionó.

La edad adecuada

Sí, el lejano 2004 era una época totalmente diferente a la que estamos viviendo ahora, pero en ese entonces las edades de los personajes se entendían mucho mejor.

Rubí, Héctor y Alejandro representaron fielmente la edad que les correspondía en el melodrama, a diferencia de la versión actual.

En ese afán de ser más modernos y enfocarse en un público más joven, pretenden que la audiencia crea que hombres mucho mayores hagan el papel de jóvenes y el rol de Rubí parece mucho más joven de lo que debería ser.

En resumen:

Una mejor forma de contar la historia

Bárbara no tuvo que lidiar con una forma no convencional de contar la trama: cada historia de Rubí se ha contado de una manera diferente, unas mejores que otras.

En 2004, como una buena telenovela de la época, los hechos suceden de manera lineal: desde un inicio cuentan el origen de los personajes y se desarrolla la trama hacia un trágico final.

Ahora los productores quisieron combinar elementos y hacer una historia nueva pero que también siguiera la línea en que terminó Bárbara Mori.

Y eso de que brinquen al pasado y vuelvan al presente o que jueguen con el tiempo siempre es confuso para el televidente.

Amor y lujo

Sobre la nueva versión, Camila Sodi explicó uno de los cambios en cuanto a las motivaciones de Rubí:

«Es un personaje que busca amor y en realidad esa es la esencia de todos los humanos».

En el tiempo de Bárbara Mori si bien había algo de amor en la mente de Rubí, siempre se manejó más la idea del dinero, los lujos… básicamente salir de la pobreza y que nadie la volviera a molestar más.

¿Dónde quedó el amor?

El formato

Bárbara todavía trabajó con el esquema clásico de telenovelas, cosa que ha cambiado con el tiempo.

El proyecto Fábrica de Sueños de Televisa ha transformado varias historias clásicas de telenovela a un formato de serie o miniserie en un intento de competir con las producciones más recientes de otras plataformas.

Al hacerlo, la historia queda reducida a unos cuantos capítulos al contrario de las telenovelas que cuentan con un gran número de episodios.

La Rubí de 2004 contó con 115 episodios contra los 26 en los que se desarrolla la historia actual, en la que sin duda no se podrán contar tantos momentos dramático como en versiones anteriores.

El tema principal

Que nos disculpe el intro de la nueva versión, pero el tema de 2004, La descarada, interpretado por Reyli Barba es muy superior y sigue anclado en la memoria colectiva.

Después de todo, la misma letra lo indica:

«Yo sé que no me olvidarás, aunque te vayas...»

La canción de la nueva versión es un cover de Alaska y Dinarama que volviera a hacer popular Thalía hace algunos ayeres.

Puede haber más diferencias entre ambas producciones, pero lo que siempre seguirá igual es el caminar tan icónico de Rubí, algo más o menos así...

¡De 10!

banner ott 01 0
VIX

También te puede interesar: