pop

¿Zapata era gay? La Historia tiene respuestas sobre el debate que levantó el cuadro de Chairez

emiliano zapata 2
Wikipedia Commons Public Domain

Altivo, valiente, imponente, y con un bigote muy tupido: es la descripción de uno de los héroes más representativos de la Revolución Mexicana: Emiliano Zapata.

Instagram

Como uno de los líderes militares y campesinos más importantes de dicho movimiento, Zapata también es un símbolo de resistencia, lucha y hombría. No obstante, una reciente obra del artista Fabián Chairez, desafió el convencional concepto:

Instagram

La obra titulada Revolución, desató la furia de los grupos más conservadores en México, pero en el círculo de historiadores contemporáneos, sirvió para revivir un antiguo tabú de la historia mexicana: la bisexualidad del "Caudillo del Sur".

Por años, escritores como Samuel Brunk (Emiliano Zapata: Revolution & Betrayal in Mexico) han estudiado el perfil psicológico de Zapata, llegando a la conclusión de que era bisexual y que no sólo fue conocido en su tiempo por conquistar a cuanta mujer se proponía, sino que tuvo dos amores masculinos que marcaron su historia.

Instagram

Autores de la talla de Alejandro Sánchez, citan por ejemplo, el romance que se especuló entre Emiliano Zapata e Ignacio de la Torre y Mier, el llamado "yerno incómodo" de Porfirio Díaz.

Según Sánchez, Ignacio conoció a Zapata de manera inesperada, pero se sintió atraído hacia él enseguida. En 1910, Ignacio llevó a Emiliano a la Hacienda El Caballito (hoy, Paseo de la Reforma en la Ciudad de México) para alojarse allí y trabajar como caballerango.

Instagram

Era una situación muy difícil para el polémico presidente "Don Porfirio", pues no sólo era adversario de Zapata en cuestiones políticas, sino que lo veía como un "obstáculo" para la felicidad de su hija Amanda, esposa de Ignacio.

Mientras tanto para Brunk, otro amor destacado (aunque nunca comprobado) para el Caudillo del Sur, fue Manuel Palafox, un militar diestro, confiable y abiertamente homosexual.

Instagram

De hecho, Brunk recuerda que Palafox estuvo a punto de ser fusilado por ser tan "peculiarmente afeminado", pero Zapata lo salvó y lo convirtió en su asistente, secretario y eventual pareja.

Los medios mexicanos han retomado la narrativa bisexual de Zapata. Si bien su orientación sexual es difícil de confirmar por cuestiones de privacidad relacionada a sus descendientes, los historiadores aluden a un profundo estudio de su perfil basado en cartas, analogías, y entrevistas a fuentes cercanas.

Instagram

Dado el conservadurismo de principios de 1900, cualquier orientación sexual distinta a la hetero en figuras públicas, permanecía oculta. Sin embargo, organizaciones como CENSIDA han usado la imagen de Zapata para combatir el machismo. Por si fuera poco, numerosos colectivos LGBTQI+ de México mantienen al caudillo entre sus iconos más representativos.

Es bien sabido entre historiadores que Zapata era "muy macho", pero tanto Brunk como Sánchez, atribuyen esa conducta a sus propios miedos interiorizados.

Instagram

Por ahora, en pleno siglo XXI, Fabían Chairez enfrenta una demanda por parte de los familiares vivos de Emiliano Zapata, quienes lo acusan de "desvirtuar" la imagen del luchador revolucionario.

Aún en en la actualidad, se tiende a confundir "masculinidad" con "valentía", y quizás por ello es que causa tanto ruido ver a Zapata ataviado con tacones en la obra Revolución.

Instagram

No obstante, hay que recordar que es una mera interpretación artística, y que si bien la bisexualidad del caudillo sigue siendo tema de conversación, poco podrá decirse sobre su orientación sexual en el futuro, pero, ¿acaso importa?

Ve también: