pop

Un reporte revela la verdad de las apps de transporte: más de 3 mil agresiones sexuales al año

estudio uber discriminacion 3
RossHelen/Shutterstock

La inseguridad para usuarios de transporte manejado por terceros (ya sea público o privado) está a la orden del día. Hace años, la esperanza recaía en aplicaciones móviles como Cabify, DiDi o Uber, las cuales ofrecen trasladar usuarios con información detallada sobre el chofer y el vehículo.

A nivel global, se llegó a pensar que esa era una medida definitiva para la seguridad de los pasajeros, en especial para las mujeres y niñas, las más expuestas a agresiones físicas y sexuales.

historia real de acoso callejero contra la mujer 2
Highwaystarz-Photography/iStock/Thinkstock

Por desgracia, la criminalidad se impuso a la innovación tecnológica: en medio de una evidente crisis de seguridad a nivel mundial —que destaca con creces en América Latina— Uber reportó 3 mil agresiones sexuales relacionadas a su app en el año 2018.

Lo anterior, se determinó sólo tomando en cuenta a Estados Unidos con su promedio de 3.1 millones de trayectos diarios. Es la primera vez que Uber aborda la problemática que rodea no sólo a esta empresa, sino a cualquier app de transporte.

MAHATHIR MOHD YASIN / Shutterstock.com

El exhaustivo informe de 84 páginas, fue revelado ante los medios por Tony West, representante del departamento jurídico de Uber. Es un reporte que clasifica todos los tipos de violencia que los pasajeros han denunciado en la aplicación: desde insultos verbales hasta intentos de asesinato.

En lo que respecta a la conducta sexual inapropiada, los analistas dividieron sus vertientes en 21 categorías, aunque sólo ahondan en las cinco más graves.

8 aspectos sobre violencia de genero que toda mujer debe saber 5
Rudyanto Wijaya / iStock / Thinkstock

West explicó en entrevista exclusiva para la NBC, que desde el inicio de sus operaciones en Estados Unidos, Uber ha estado involucrada en 6 mil denuncias de índole sexual.

Prathan Chorruangsak / Shutterstock.com

En 2018, se reportaron 235 casos de violación, sin contar otros miles de intentos, tocamientos, besos o conversaciones sugerentes no consensuadas. Para West, es una cifra difícil de digerir en sus propias palabras, pero admite conflictos más allá de la app:

Tristemente, no nos han sorprendido esas cifras porque la violencia sexual ha penetrado en la sociedad mucho más de lo que se cree. Lo que ocurre con Uber es un espejo de la sociedad.
SpeedKingz / Shutterstock

Aunque West declaró que no todos los casos de violencia sexual incriminan al conductor (ya que también fueron reportados incidentes de pasajeros agresores) remató su charla con la NBC, asegurando que Uber tiene la promesa de ser más estricto con los protocolos de seguridad, selección y transparencia.

La controversia de las apps de transporte en América Latina

Poco se ha hecho en países como México, Argentina y Colombia, por focalizar la evidente crisis de violencia que se produce en vehículos pertenecientes a apps de transporte.

Según datos del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), en México se reporta en promedio, al menos un caso quincenal de agresiones físicas y/o violencia, relacionados a choferes autorizados por aplicaciones.

En dicho país, las redes sociales son el único medio que los usuarios han encontrado idóneo para denunciar y crear alertas en la sociedad. La indiferencia de los directivos en las empresas de transporte y de las mismas autoridades, han desatado gran incertidumbre.

Recientemente, diversos internautas denunciaron la venta de "cuentas de choferes" es decir, quien se certifica como tal en las apps y se considera "apto" para manejar un vehículo, puede traspasar sus datos a otra persona o bien, hackear los algoritmos necesarios para pasar como empleado.

femicidios violencia domestica 2
Hector Vivas/STR/Getty images

De acuerdo a información de las fiscalías mexicanas, Uber México tiene acumuladas 457 denuncias contra los choferes por cargos de robo o acoso.

Si bien Uber, Cabify, DiDi y otras apps de la índole tienen un compromiso firme de seguridad, monitoreo constante y transparencia, la problemática está rebasando las buenas intenciones hasta convertirse en un conflicto social.

Urgen medidas más drásticas y acciones pertinentes por parte de empresas y autoridades. La cautela y la precaución, no pueden permanecer como las únicas armas de usuarios vulnerables.

Ve también: