Un nuevo Titanic es toda una realidad, pero no tiene nada que ver con Jack y Rose

titanic
Everett Historical/Shutterstock

El Titanic es, muy probablemente, el barco más popular de todo el mundo. No solo porque la adaptación cinematográfica de esta tragedia le dio 11 premios Oscar a James Cameron, sino también por el recuerdo de esta impresionante nave que se había vendido como “insumergible” y que, a solo dos días de su llegada a Nueva York, se hundió en el Atlántico Norte.

Un momento histórico como como este no ha pasado desapercibido en la cultura pop y mucho menos entre los empresarios excéntricos que buscan recrear la majestuosidad del Titanic. Uno de estos millonarios es Clive Palmer, quien desde abril del 2012 anunció que el proyecto del Titanic II. El nuevo buque correría bajo la responsabilidad de Blue Star Line, una compañía de pasajeros y carga de Reino Unido.

Este proyecto se caracteriza no solo por rendir homenaje al barco, sino también por intentar mejorar todos los elementos que estaban mal en el buque de 1912. De hecho, existe una mesa de consejeros para el Titanic II que incluye algunos descendientes de los pasajeros sobrevivientes al Titanic, éstos dan sugerencias y opiniones a Blue Star para el desarrollo de la nave.

Como era de esperarse, Titanic II incluye interesantes mejoras “anti-iceberg”. Por ejemplo, el nuevo barco tendrá un casco soldado en lugar de uno remachado y un equipo de navegación que evite cualquier tipo de sorpresas para los miembros de la tripulación. La tecnología podría ayudar a reducir al mínimo los errores humanos que pudieran ocurrir durante el viaje

multimillonario australiano planea su propia version de titanic 1
Getty Images

Si recuerdas la película de James Cameron, seguramente recuerdas la lucha por los botes salvavidas. En esta ocasión, la cantidad de botes será correspondiente al número de pasajeros. Lo que sí se mantendrá igual es una parte de la ruta que recorrerá este sucesor del Titanic, pues en su viaje inaugural repetirá el paseo de Southampton a Nueva York.

Por otro lado, la idea de recrear el viaje original del transatlántico es solo una de las primeras actividades que se tienen relacionadas al Titanic II: posteriormente el barco se convertirá en una atracción turística flotante que recorrerá los puertos más importantes de todo el mundo. Aunque probablemente tendremos un montón de personas queriendo recrear el viaje original y gritar “soy el rey del mundo” en el castillo de proa.

paul rudd leonardo dicaprio titanic 4
Paramount Pictures

Lo que es un hecho es que los encargados de realizar este barco buscarán recrear la experiencia completa de la época (y seguramente también de la película): tal y como ocurrió en 1912, el barco se dividirá por clases, aunque se espera que todos los pasajeros experimenten por completo lo que ofrece el barco, aunque no queda claro si la división por clases se mantendrá en amenidades consideradas para la élite.

Por último, los servicios, restaurantes, zonas del barco y hasta la tripulación podrían rendir homenaje a la época y vestir elementos característicos de 1912. Incluso la experiencia gastronómica se encargará de recrear un menú acorde a los años cuando el Titanic original estaba en mar abierto.

800px Titanic Sn1912
G-13114/Wikimedia

La única duda que nos queda es cuándo y dónde podremos adquirir nuestras entradas. Lamentablemente no ha habido mucha información relacionada con el avance del proyecto en los últimos meses, por lo que tendremos que esperar algún comunicado oficial por parte de Blue Star Line en su página oficial. ¿Te atreverías a subirte a este nuevo Titanic?

También te puede interesar: