pop

Tyra Banks renunció a las dietas para posar en bikini: su mensaje te hará quererte aún más

tyra banks american music awards 2018
Kevork Djansezian/Getty Images For dcp

Las mujeres viven una batalla 24/7. Mientras algunas se sienten inseguras al no verse como las modelos en los comerciales, otras luchan por defender que todos los cuerpos son valiosos. En el caso de Tyra Banks, ella se encuentra en ambos bandos y su nueva portada de revista se convirtió en una de sus armas más poderosas.

Es casi imposible no conocer el nombre de Tyra Banks: supermodelo, creadora de America's Next Top Model e icono de la moda. Ella fue la primera mujer negra en aparecer en las Sports Illustrated edición trajes de baño. Pero a pesar de su fama, algunas veces ella no se siente cómoda dentro de su piel. En un giro del destino, la empresaria de 45 años volvió a hacer historia en una imagen.

En 2005, Tyra anunció su retiro de la industria del modelaje. En su momento, ella explicó que fue para concentrarse en su carrera como conductora. Fue hasta 2019 en una entrevista con Entertainment Tonight cuando reveló el otro motivo detrás de su decisión: quiso renunciar antes de que la despidieran por su edad.

View this post on Instagram

Baby hair pumping. #SideSelfie #Profile

A post shared by Tyra Banks (@tyrabanks) on

Tyra tenía 32 años en aquel entonces. Ahora tiene 45 y eso no la detuvo de volver a impactar en una portada. En 2019 volvió en Sport Illustrated, con al menos 10 kilos más en comparación con la misma publicación, pero de 1997. Esta vez volvió para serle fiel a su mensaje de que todas las personas son hermosas, sin importar su peso o edad.

En una entrevista con Entertainment Tonight, la modelo confesó:

«Estoy en una nueva fase, tengo un cuerpo nuevo. Seré honesta: sí sé cómo bajar de peso, sé lo que debo comer, tengo una de las mejores nutriólogas en el mundo. [...] Y estaba de: "OK, voy a estar en una sesión de nuevo. Voy a lograrlo, voy a conseguir la talla que tenía mi cuerpo hace 22 años". Y empecé, estaba tan enfocada. Entonces fui a la casa de mi mamá y comí Cheetos, y eso abrió la puerta. Es que después de los Cheetos debes tener una fiesta de helado».

¿A quién no le ha pasado? Es que a veces las papas y los postres son la tentación más grande. Pero seguir una dieta restrictiva nos hace ganar aún más peso. E incluso aunque sepamos que no debemos castigarnos demasiado por darnos un gusto, a veces es inevitable sentirnos culpables, como si hubiéramos fallado sin remedio.

View this post on Instagram

Happy Thanksgiving! 🍽

A post shared by Tyra Banks (@tyrabanks) on

Tropezar un poco no es sinónimo de caer sin posibilidad de levantarse, y Tyra lo sabe. Por eso, a pesar de ser un par de tallas más grande que antes, está decidida a mostrarnos que ser auténtica es siempre mucho más importante que verse como un maniquí de aparador.

«No pienso que haya perdido el control. Pienso que me quedé de: "¿Sabes qué? Déjame celebrar lo que soy ahora y sólo ser real". Porque constantemente le digo a la gente que la belleza viene en todos los tamaños, la belleza viene en todas las edades, pero ¿aquí estoy estoy tratando de verme como mi yo de antes?»

Como para demostrar que el pasado y el presente son igual de hermosos, uno de los trajes de baño de la sesión de fotos es como el del 97. Los estereotipos están para romperse.

«Sí, debemos ejercitarnos. Mantenernos sanos. Tomar nuestras vitaminas. Pero a veces nos podemos dar permiso de hacer ejercicio con una cucharada de una helada delicia en nuestras manos».

Te invitamos a leer: