pop

Kim Kardashian dio un tour por su casa, pero en realidad deberíamos llamarla palacio

kim karadashian polvo compacto
Christopher Polk /Getty Images

Kim Kardashian volvió a protagonizar la portada de Vogue y brindó una profunda entrevista que durante los últimos días repercutió tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales.

Entre otras cosas, la reality star confirmó que su esposo, Kanye West, sufre trastorno de bipolaridad y que ella comenzó a estudiar Derecho, para convertirse en abogada en el año 2022.

Además, en el marco de la nota Kim se prestó a una sesión de fotos en su mansión y respondió las 75 preguntas de Vogue en su tradicional formato audiovisual. Así, la reality star invitó a recorrer su hogar, ubicado en Calabasas, en compañía de su familia.

Mira el tour:

Más detalles de la millonaria casa de Kim Kardashian

Una de las cosas más sorprendentes del recorrido que la reality star emprende por su mansión tiene que ver con que dislumbró el particular estilo del diseño de los interiores.

Muchos quizás hubiéramos imaginado que tratándose de la casa de Kim y Kanye habría colores llamativos, objetos sofisticados y un sin fín de cuadros y muebles excéntricos.

Opuesto a lo que podriamos haber anticipado, la casa se caracteriza por sostener un estilo muy minimalista, en los que por momentos parece vacía.

Los ambientes son sumamente espaciosos y apenas contienen pocos muebles, siempre en concordancia de los colores blancos de las paredes.

Como bien la define el periodista Jonathan Van Meter en la nota de Vogue, «la casa es en sí, una Catedral de cálido minimalismo belga, diseñada por Axel Vervoordt».

El periodista que la visitó destacó que había pasado por diferentes instancias de seguridad hasta llegar a la puerta principal y que se había quedado realmente sorprendido por el nivel sofisticado del sistema: «Parecía el Pentágono».

Además, destacó que se sorprendió al ver muchas cajas de pañales al costado de la puerta y estantes repletos de zapatillas Adidas de la línea de Kanye. También agregó que la casa estaba colmada de cochecitos de bebé y asientos de coche.

Entre los espacios descriptos habló de la cocina para el personal, donde la familia pasa la mayor parte del tiempo, y de una cocina abierta con una isla enorme en el centro. Su dormitorio es del tamaño de un hangar aéreo. El baño que hay en él tiene una ducha lo suficientemente grande como para que entre «el equipo de basketball entero», explica la periodista.

Los ambientes son impolutos y manejan un nivel indescriptible de orden y concordancia. Además, al ser los pisos, las paredes y los rechos del mismo color y textura, la perspectiva se ve afectada y, según describe el periodista: «Parece que tuvieras que caminar todo el camino hasta el infinito».

Lee también: