La Sirenita es un cuento de amor LGBT, según un historiador: ésta es la historia

sirenita andersen portada 2019 0
Elena Schweitzer vía Shutterstock | Wikipedia Commons Public Domain

Mientras las películas Disney prevalecen con finales felices, la mayoría de las historias que las inspiraron poseen conclusiones trágicas y devastadoras. Quizás uno de los casos más conocidos es el de La Sirenita.

El cuento original de Hans Christian Andersen plantea la muerte de "Ariel" y el desenlace tiene lugar con la boda entre el príncipe Eric y otra princesa de un reino vecino. Triste y doloroso de imaginar, pero la realidad supera la ficción: la trama que inspiró al escritor reside en su propia vida y en una de sus más grandes decepciones amorosas.

25 anos de la sirenita
Walt Disney Pictures

Así lo confirma el historiador Rictor Norton en su libro My Dear Boy: Gay Love Letters Through the Centuries. Norton dedica gran parte de su carrera a ahondar en la vida de escritores prominentes del siglo XIX. A mediados de los 90, consiguió correspondencia original de Andersen en la que develaba su amor por su amigo Edvard Collin.

Collin y Andersen fueron amigos desde la pubertad y eran inseparables, pero las convicciones de la época nunca habrían aceptado que su relación evolucionara más allá. Así pues, cuando Collin fue obligado por su familia a casarse con una mujer en 1836, Andersen huyó a la isla de Fyn para escribir cartas de despedida y dar inicio a su más grande desahogo: La Sirenita.

Christian Albrecht Jensen / Vía: Wikimedia Commons

Diversos historiadores, analistas y literatos contemporáneos como Ariel Garlow, confirman las similitudes entre el cuento, el amor frustrado de Andersen y la respuesta de Collin al conocer el relato.

El escritor se colocó a sí mismo en el papel de la pequeña sirena: frágil y sin voz para expresar su amor abiertamente, aunque siempre dispuesto a sacrificarse.

little mermaid bilibin 07
Ivan Bilibin vía Wikipedia Commons

El príncipe del cuento representaba a Collin: valiente, gran aliado de la protagonista, pero imposibilitado para estar junto a ella. Por otra parte, la princesa del otro reino alude a la esposa de Collin, Andersen no podía pensar en dañarla porque también era una persona de su agrado, así que decide sacrificarse y aceptar la inminente boda de su amigo.

Cabe mencionar que en el cuento, la sirena tiene la oportunidad de volver a ser feliz en el mar. La bruja que la trasformó en humana le ofrece devolverle todo a cambio de matar al príncipe y a la princesa. La joven no acepta al ver la felicidad de la pareja y se resigna a su destino. Muere y se convierte en espuma de mar.

hans christian andersen 2
Wikipedia Commons Public Domain

Andersen confesó en sus cartas que parte de su alma se iba con Collin. Nunca temió de expresarle su amor, ni su lado femenino:

«Languidezco por ti (...) mis sentimientos por ti son como los de una mujer. La feminidad de mi naturaleza y nuestra amistad deben permanecer en secreto».

andersen mermaid u
Wikipedia Commons Public Domain

Por otra parte, Norton cita en su obra la respuesta de Collin a la última carta de Andersen. El cuento se publicó apenas un año después de la boda y los entrañables amigos jamás volvieron a verse:

«No me encontré capaz de responder a tu amor. Adios, querido amigo».

393px hca by thora hallager 1869
Wikipedia Commons Public Domain

Los historiadores coinciden en que La Sirenita sirvió a Andersen para explorar sus tendencias femeninas y clara bisexualidad. Años después de la decepción amorosa de Andersen con Collin, el escritor volvió a enamorarse, pero ninguna de sus relaciones posteriores llegó a tener un "final feliz".

Otros amores que también se convirtieron en cuento

800px arthur szyk 1894 1951
Wikipedia Commons Public Domain

El Ruiseñor y El soldadito de plomo también se consideran cuentos de desamor para Andersen, según la biografía redactada por el escritor Elias Bredsdoff. El primero fue dedicado a la cantante de soprano Jenny Lind.

Cuando Christian se declaró a Lind mediante una carta en 1844, ella le respondió que sólo lo consideraba su hermano.

El amor no correspondido de Lind hacia Christian se hizo muy conocido en la época, tanto que ella se ganó el apodo de "Ruiseñor sueco" el resto de su carrera.

sirena 0
Alex Pix/Shutterstock

Por otra parte, El soldaito de plomo fue una obra pensada para el bailarín danés Harald Scharff, quien se lesionó una pierna y tuvo que abandonar su carrera. Scharff correspondió brevemente al amor de Andersen, pero tras su accidente también optó por casarse con una mujer en 1863.

La ruptura de esta última relación llegó en la vejez de Andersen, y en sus memorias destacó con profunda tristeza que jamás se volvería a enamorar. El escritor murió de cáncer hepático en 1875.

¿Conocías la historia real tras La Sirenita y los otros cuentos? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Ve también: