Una serie de Netflix enseña lo que hace falta en las escuelas: sexualidad sin tabúes

sex education
Netflix

La nueva comedia británica de Netflix, Sex Education, no solo atrapa y hace reír a los espectadores, contra todo tabú logra algo muy importante: educar en materia de sexualidad.

Sex Education: la serie que va contra todo tabú

asa butterfield gillian anderson sex education
Sam Taylor/Netflix

El protagonista de esta historia es Otis, un adolescente virgen que tiene una madre (Jean Anderson) que es terapeuta sexual. Si bien Otis está tan bloqueado a tal punto que no puede masturbarse, descubre que es bueno para resolver problemas de la sexualidad ajena, por lo que emprende un consultorio sexual en su secundaria para resolver dudas y problemas de sus compañeros sobre sexo.

Cada uno de los 8 capítulos de su primera temporada, aborda distintas temáticas sexuales, que van desde una erección hasta un aborto.

Además, con humor, pero también con la seriedad que requiere, logra desmitificar diversas prácticas sexuales consideradas «tabú» tales como la masturbación femenina y el porno. También se introduce en problemáticas como el bullying, consumo de drogas y agresiones homófobicas, entre otras. Su gran éxito, logró que se anuncie una segunda temporada.

sex education 2
Netflix

El motivo por el cuál es tan exitosa: refleja una cruda realidad

Al igual que los compañeros de Otis que estudian en una secundaria inglesa, el porno y los consejos de un amigo, en muchos casos, son la primera educación sexual que recibe una persona, evidenciando que la falta de educación sexual integral en las escuelas, es un problema global.

Esta serie introduce en el discurso millenial, sin buscar ser un manual ni tener un fin pedagógico. Muestra cómo enfrentar situaciones difíciles que forman parte de nuestra actualidad, tales como las nudes que se viralizan. También el feminismo, el empoderamiento y la sororidad, se encuentran presentes en cada uno de sus 8 capítulos.

sex education
Netflix

Por qué es importante la educación integral en sexualidad

Si bien la serie de Netflix puede ayudar a muchos jóvenes a tener una primera visión acertada sobre las relaciones, el primer amor y el sexo, la educación sexual integral es un derecho humano.

De acuerdo a un informe elaborado por la UNESCO, a nivel mundial solo un 34% de los jóvenes puede dar prueba de un conocimiento preciso sobre la prevención y la transmisión del VIH; y dos de cada tres niñas no tienen idea de lo que les estaba pasando cuando tuvieron su primera menstruación.

Muchos jóvenes reciben información confusa y contradictoria sobre las relaciones y el sexo. Por esta razón, la educación integral en sexualidad responde a esta demanda, con el objetivo de aclarar cuestiones biológicas y lograr que las decisiones en lo que respecta a las relaciones y la sexualidad, sean conscientes, fundamentadas, libres de coacciones, violencias, discriminación y sin estereotipos.

La educación sexual integral es un derecho humano.

Sigue leyendo: