pop

Esto es lo que nadie entendió del comercial de Gillette, pero los expertos te lo explican

masculinidad toxica portada 2019
Gillette vía YT

El más reciente comercial de Gillette logró promover debates en redes sociales debido a su principal mensaje: los hombres pueden aspirar a ser mejores dejando de lado su masculinidad tóxica. Antes de entrar en materia, te dejamos el audiovisual que causó revuelo:

¿Qué es la masculinidad tóxica?

Rawpixel.com / Shutterstock

La Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en ingles) explica el concepto de forma simple: en principio es un error confundir la masculinidad en sí con la llamada masculinidad tóxica (quizás por eso han proliferado tantos ofendidos).

La primera es el conjunto de características que se consideran propias del varón. Éstas abarcan aspectos físicos, psíquicos y morales que no representan ninguna amenaza para terceros.

La segunda por otra parte, es un conjunto de comportamientos que la sociedad ha impuesto al hombre por siglos y que se relacionan con un carácter permanentemente agresivo, insensible y violento.

historia real de acoso callejero contra la mujer 2
Highwaystarz-Photography/iStock/Thinkstock

Parte del debate desatado se debe a que muchos aseguran que la masculinidad tóxica no existe. Dados los titulares frecuentes de bullying, feminicidios, asesinatos y abusos sexuales que inundan las noticias a nivel global, usuarios regulares de redes recriminan a quienes se niegan a reconocer la realidad:

Además de la reflexión empírica de estos usuarios, el polémico término fue reconocido en el Diccionario de Inglés de Oxford en 2018. Con el auge del movimiento #MeToo, analistas y celebridades a nivel mundial, fueron capaces de notar tradiciones arraigadas que fomentan la violencia.

El actor Terry Crews fue uno de ellos: habló por primera vez del abuso sexual del que fue víctima. Crews fue atacado por un agente hollywoodense que intentaba reafirmar su poder sobre él. Aquí puedes ver parte de su testimonio ante el senado:

«El ataque duró solo unos minutos, pero lo que me quiso decir mientras sostenía mis genitales, era que él tenía el poder. Que él tenía el control. Así es como el machismo se mantiene en la cultura. Cuando compartía mi historia, me decían que no era un caso de abuso. Que era solo un chiste, una broma. Pero ahora puedo decir que la "broma" de un hombre, es la humillación de otro».

La APA secunda las palabras de Crews: la masculinidad tóxica es peligrosa tanto para hombres como para mujeres. Se compone de hábitos primitivos alimentados por el estereotipo del varón: fuerte, sucio, agresivo, violento y autoritario.

violencia simbolica1
Petar Chernaev/iStock

La masculinidad tóxica niega además características natas del hombre: sensibilidad, emotividad, deseo de estabilidad y protección, etc. Puede que sea un término nuevo, pero la realidad es que siempre ha existido.

La próxima vez que escuches a alguien hablar sobre el tema, recuerda que esto NO significa que es malo ser hombre, ningún ser humano "está mal" por sí mismo, son sus acciones las que hacen la diferencia.

¿Ubicas en tu entorno alguna situación en la que hayas visto o vivido masculinidad tóxica?

Ya que estás aquí: