pop

Lady Di pisoteó los protocolos reales estas 20 veces y estarás de acuerdo con ella

1280 princess diana getty52102394
Getty Images

Diana de Gales ha sido uno de los más grandes iconos de la realeza, por lo que no es de sorprendernos que a más de dos décadas de su fallecimiento se le siga recordando con cariño. Su belleza y carisma lograron conquistar el corazón no sólo de Inglaterra, sino de todo el mundo.

Se sabe que las mujeres de la corona deben seguir diversos protocolos. Sin embargo, la princesa Diana se rebeló en más de una ocasión y se negó a seguir esas reglas, por considerar que no eran acordes con su personalidad. Gracias a esto, logró dejar una huella en la historia e incluso se convirtió en un ejemplo a seguir.

Hulton Archive / Getty Images

#1 Con su anillo de compromiso

Las bodas reales son todo un ritual. Representan una gran ceremonia para la Corona Británica. El país entero y el mundo siguen este evento, por lo que no puede haber errores.

Ben STANSALL - WPA Pool/Getty Images

Pero Diana no estaba acostumbrada a decir que SÍ a todo. Antes de casarse con el príncipe Carlos, ya había quebrado las reglas. La realeza exige que los anillos de compromiso de cada novia sean personalizados y hechos a la medida.

princesa diana united cerebral palsy awards 1995
Pool/Liaison/Getty Images

Diana decidió optar por algo distinto. A sus 19 años, eligió su anillo de compromiso de un catálogo de la colección de la joyería Garrard. No le importó lo escandaloso que podría resultar. Quién diría que ahora Kate Middleton porta este anillo.

anillo de compromiso lady di kate middleton
Arthur Edwards - WPA Pool/Getty Images

#2 Escribió sus propios votos

La joven Diana siguió modificando el protocolo aún en la boda. La mayoría de las novias de la realeza usaban los votos que ya se encontraban predeterminados, pero Lady Di no quiso hacerlo.

View this post on Instagram

On Friday, @princesseugenie will marry Mr. Jack Brooksbank at St. George’s Chapel in Windsor Castle. As the countdown begins, we’ve been looking at some of the wedding traditions Royal Couples have followed throughout history. One began almost 100 years ago, when @PrincessEugenie’s Great Grandmother, Lady Elizabeth Bowes-Lyon – later known as Queen Elizabeth, the Queen Mother (pictured above) stopped to lay her flowers at the Tomb of the Unknown Warrior in Westminster Abbey. The gesture was made in remembrance of her own brother, Fergus, who died at the Battle of Loos in 1915 and to pay tribute to the millions of others killed and injured in World War I. As Lady Elizabeth laid her flowers on the tomb as soon as she entered the abbey, she was the only Royal bride to actually walk down the aisle without her bouquet. Many Royal brides have adapted the gesture since then, laying their flowers on the tomb after the wedding ceremony. There’s more unique royal wedding traditions by following the link in our bio. 📸PA

A post shared by The Royal Family (@theroyalfamily) on

Ella eligió escribir sus propios votos (pero eso no fue lo más revolucionario). En los votos ya escritos, las mujeres prometían obedecer a sus esposos en todo momento.

gettyimages 1232596
Clive Brunskill/Getty Images

Pero Diana no nos decepcionó y decidió omitir esta parte de sus votos matrimoniales. Así que no le juró obediencia al príncipe Carlos. Fue algo que dio mucho de qué hablar, pues ocurrió en una época donde el machismo estaba aún más presente que en la actualidad.

principe charles princesa diana british film institute
Central Press / Hulton Archive / Getty Images

Aunque ella fue la primera en hacer algo así, afortunadamente no ha sido la única. En su boda con el príncipe Harry, Meghan Markle siguió su ejemplo y decidió omitir la parte de la 'obediencia' en sus votos matrimoniales.

gettyimages 960056852
Getty Images

#3 Madre dedicada

Los grandes amores de Diana fueron sus hijos, William y Harry. Pero sabemos que cualquier miembro de la realeza tiene una agenda excesivamente apretada.

hbz princess diana family 1985 gettyimages 79732254 1504121785
Getty Images

Diana no era la excepción, pero decidió dar su máximo esfuerzo para cumplir sus obligaciones con la Corona sin descuidar su papel como madre. La reina Isabel acostumbraba pasar sólo una hora al día con sus hijos, pero Diana no quiso repetir este patrón.

reina isabel familia real
Central Press/Hulton Archive/Getty Images

Para empezar, Diana se encargó de elegir personalmente a las niñeras de sus hijos. Consideraba que las cuidadoras oficiales tenían una edad avanzada y les costaría seguir el enérgico ritmo de un niño pequeño.

princesa diana principe carlos william harry
Getty Images

También decidió que la mejor opción era llevar consigo a sus hijos durante sus giras internacionales. De esta manera, sus pequeños no sufrirían un desapego total.

princesa diana william
Tim Graham / Getty Images

#4 Supo darle un giro a la moda

Otro aspecto controlado para las mujeres de la corona es su forma de vestir. Tienen estrictamente prohibido usar escotes pronunciados, minifaldas y tacones muy altos, entre otras cosas.

meghan markle commonwealth youth forum 2018
Chris Jackson/Getty Images

Diana supo qué reglas seguir y cuáles no. En una ocasión, optó por usar una de sus tiaras como collar. ¡Seguro que la reina Isabel no vio venir eso!

princesa diana 1218 1400x800
Fox Photos/Hulton Archive/Getty Images

También hablaba y expresaba sus ideas a través de sus atuendos. Por ejemplo, cuando se transmitió un documental sobre la infidelidad de su esposo, ella portó un increíble vestido negro. Los titulares del día siguiente no dejaron de hablar de ella.

princesa diana little black dress
Shutterstock

#5 La prioridad fue su familia

Desde siempre, Diana estuvo consciente de que lo más importante en la vida es pasar tiempo con tus seres queridos. Así que no le importó cambiar algunas cosas para tener momentos de calidad con su familia.

princesa diana y familia
Getty Images

Dejó su carrera como maestra y paraba su cronograma laboral cuando sus hijos la necesitaban. Incluso llevaba una agenda para organizarse mejor, y claro, los momentos con Harry y William eran los que más abundaban.

william harry princesa diana
Getty Images

#6 No temía demostrar su cariño

No es desconocido que la reina Isabel es una mujer diplomática, pero lamentablemente es un tanto fría con su familia. El príncipe Carlos reveló que el primer beso que recibió por parte de su madre, fue hasta que él tenía 8 años de edad.

gettyimages 602900283
William Lovelace vía Getty Images

También confesó que tras una larga gira de trabajo de su madre, en su encuentro ella tan sólo le acarició la cabeza. Pero no todo es culpa de la Reina, pues los protocolos ven mal las muestras de cariño en público y a ella le gusta seguir las reglas al pie de la letra.

reino unido reina isabel brexit1
Getty Images

Sin embargo, Diana sabía que el cariño es fundamental para un desarrollo óptimo en la infancia. Así que una vez más tiró el protocolo por la borda. Ella abrazaba y besaba a sus hijos en público. Dejó atrás la preocupación del "que dirán".

princesa diana y william
Getty Images

#7 Mandó a sus hijos a la escuela

Lady Di quiso que sus hijos crecieran y aprendieran como todos los demás. Es costumbre que los niños de la realeza se eduquen en casa o en escuelas privadas de alto nivel social e incluso en el extranjero.

princess diana kids
Getty Images

Pero la princesa Diana quiso una vida y entorno diferente para sus hijos. Por lo tanto, el príncipe William se convirtió en el primer infante de la monarquía que asistió a una escuela pública.

princesa diana familia 1990
Getty Images

#8 No necesitaba compañía

Ya mencionamos que los tiempos donde Diana formó parte de la Corona eran mucho más cerrados y machistas. Otra de las cosas que no eran bien vistas, era que las mujeres de la realeza asistieran solas a eventos públicos de cualquier tipo.

princesa diana vestido azul 1218 1400x2200
Patrick Riviere/Getty Images

Pero los problemas matrimoniales de Diana y Carlos comenzaron a hacerse presentes. Fue ahí que ella se dio cuenta que no necesitaba a su esposo para realizar su labor, así que empezó a salir sola (claro, con los miembros de seguridad que requería).

princess diana charles
Tim Graham / Getty Images

#9 Adiós guantes

Meghan, Kate, Eugenie y las demás mujeres de la monarquía ya no deben portar guantes en todo momento. Pero anteriormente, sí era un requisito de moda (la reina Isabel continúa haciéndolo).

meghan markle kate middleton 1218 1400x800
Clive Mason/Getty Images

Diana Spencer no se sentía cómoda usándolos en cada lugar al que iba, así que decidió simplemente prescindir de ellos, sin importar la opinión de la Reina o de la prensa.

princesa diana 1218 1400x2200
Pascal Rondeau/ALLSPORT

La princesa era conocida por sus actos de amabilidad y generosidad. El acercamiento con la gente era vital para ella y los guantes le impedían hacer contacto piel a piel con las personas que conocía.

princesa diana paciente hospitl
Getty Images

#10 Tampoco era adepta a los sombreros

Los sombreros son también un accesorio importante para las mujeres de la realeza. Sin embargo, Lady Di consideraba que estos eran muy estorbosos y sumamente innecesarios (sobre todo los de gran tamaño).

princesa diana sombrero conjunto
Getty Images

Diana prefería asistir cómoda a los eventos. De esta manera, podía jugar, sostener y abrazar a los niños con libertad. Un sombrero sólo entorpecería estos movimientos.

princesa diana cargando nina
Getty Images

#11 Revolucionó hasta el parto

Sí, aunque no lo creas, las mujeres de la Corona tienen estrictas reglas hasta para parir. Como sabrás, antes era mucho más común que cualquier madre diera a luz en su hogar.

princesa diana nacimiento
Tim Graham / Getty Images

Y esto incluía también a las féminas de la Corona. No obstante, esta práctica puede llegar a ser riesgosa, pues se tienen muchas menos herramientas para atender una emergencia, como una hemorragia, un paro respiratorio, etc.

princesa diana carlos nacimiento harry
Getty Images

La princesa Diana no quiso poner en riesgo su salud ni la de sus bebés, así que decidió parir en el Hospital St. Mary, en Londres. Esto lo hizo en sus dos alumbramientos. Por cierto, sus nietos (hijos de Kate y William) han nacido en el mismo nosocomio en el que ella dio a luz.

kate middleton principe william
Getty Images

#12 Vida normal para sus hijos

Para la reina Isabel y compañía, es importante mantener las apariencias ante los demás. Pero como ya dijimos, Diana quería que sus hijos tuvieran una vida regular.

princesa diana reina isabel
Georges De Keerle / Getty Images

Por lo tanto, le gustaba llevarlos a comer hamburguesas a lugares comunes como McDonald's. Viajaban juntos en transporte público y en bicicleta. También les enseñó la importancia de hacer obras de caridad.

diana de gales y harry
Getty Images

#13 Fue honesta con su público

Tras la infidelidad de su esposo, Diana se vio envuelta en escándalos y chismes. Para dar una visión clara de su vida, ella eligió no andarse con rodeos.

princesa diana prensa
Getty Images

Lady Di accedió a hablar claramente con la prensa, a través de entrevistas. Supo que esta era la mejor manera de acabar con los rumores y sacar la verdad a la luz.

lady di seria
RR Auction via Getty Images

#14 Demostró ser una persona común

Ser parte de la realeza no te exenta de sufrir problemas y conflictos en tu vida diaria. Diana es el claro ejemplo de ello, pues no sólo atravesó dificultades en su matrimonio, también padeció en su salud.

princesa diana matrimonio principe carlos
Anwar Hussein / Getty Images

Se reveló que la princesa sufría de desórdenes alimenticios como anorexia y bulimia. Además de luchar con su enfermedad, ella hizo todo lo posible para que la Familia Real no se enterara.

princess diana sad
Getty Images

Pero cuando todo salió a la luz, decidió no negarlo. En cambio, se convirtió en un ejemplo de superación. Diana demostró que cualquier persona puede padecer una enfermedad de este tipo, pero también que se puede salir de ello.

princess diana getty 1600x500
Getty Images

#15 Embarazo pleno

Por alguna extraña razón, las mujeres de la realeza no acostumbraban mostrar sus vientres durante el embarazo. Antes de Diana, no existen fotografías de mujeres de la Corona embarazadas.

embarazo princesa diana
Getty Images

Lady Di supo que esta etapa debe disfrutarse por completo. Se sentía feliz de convertirse en madre y no dudó en mostrarlo al mundo. Trabajó hasta los últimos meses de embarazo.

maternidad princesa diana
Getty Images

#16 Perdió el miedo a la informalidad

Los miembros de la realeza deben mostrarse siempre con recato. Pero para Diana, lo más importante de su trabajo era convivir de manera plena con otras personas y ser siempre humilde.

viajes princesa diana humildad
Getty Images

Fue la primera en arrodillarse ante los niños. Esto lo hacía para poder mirar a los pequeños a los ojos. Para la realeza, era muy mal visto tocar a las personas que padecieran una enfermedad contagiosa, como el VIH/SIDA. Pero ella rompió los tabús al ser muy cercana a las personas enfermas.

princess diana children
Getty Images

#17 Disfrutó de ser soltera

En aquellos tiempos, no era tan común que las mujeres se divorciaran de sus esposos. Tristemente, muchas se sentían presionadas por su familia y la sociedad, y elegían quedarse a pesar de vivir infidelidades y sufrir maltratos.

princess diana smile
Getty Images

Diana sabía que quedarse en un matrimonio infeliz no beneficiaría a nadie. Ni al príncipe Carlos, ni a sus hijos y claro, mucho menos a ella. Así que rompió las reglas y decidió optar por el divorcio.

principe carlos princesa diana distanciamiento
Anwar Hussein / Getty Images

La monarquía británica sigue fervientemente la religión anglicana. En ese entonces, esta iglesia veía con malos ojos el divorcio. Así que dejó de lado el protocolo también en esta creencia.

distanciamiento diana carlos
Tim Graham / Getty Images

Estamos seguros que esto impulsó a muchas mujeres a poner fin a relaciones tóxicas y ser felices por completo. Una vez soltera, Diana no tuvo miedo en salir con otros hombres y disfrutar plenamente su vida. ¡Cómo debe de ser!

smile princess diana
Getty Images

#18 Lo importante era estar cómoda

Las reglas de la realeza son tan estrictas, que incluso tienen restricciones para sentarse. Deben hacerlo con las rodillas juntas y pueden cruzar sólo un poco los tobillos.

princess diana home portrait
Getty Images

Pero Diana sabía que la manera de sentarse no es un gesto realmente importante para las mujeres. Muchas veces se le vio con las piernas cruzadas y en poses muy cómodas.

princesa diana feliz
Getty Images

Su nuera Meghan Markle, esposa de su hijo Harry, ha seguido sus pasos, pues se le ha visto sentarse con las rodillas cruzadas en varias ocasiones.

meghan markle principe harry reina isabel ii young leaders awards ceremony 2018
John Stillwell - WPA Pool/Getty Images

#19 Trabajó en todo momento

Lady Di ya era parte de la nobleza, mucho antes de casarse con el príncipe Carlos. Aún así, a ella no le gustaba quedarse con los brazos cruzados. Trabajó para una empresaria norteamericana llamada Mary Robertson. Cuidaba a su hijo, lavaba ropa, platos y tenía la casa ordenada.

blanco y negro princesa diana
Getty Images

#20 Disfrutaba de su vida social

La princesa Diana sabía que todas las personas necesitan socializar para tener una vida plena. Ella decidió no encerrarse en el palacio. Salía con sus amigos a cenas y eventos sociales. Muchos de ellos eran afamadas figuras del espectáculo británico, como Paul McCartney, Elton John o George Michael.

tom cruise nicole kidman princesa diana
Getty Images

Tal vez te pueda interesar: